Home

[Colombia] [Guillermo Valencia Cossio y sus nexos con los ‘paras’ en Antioquia. La Corte Suprema condenó al ex director seccional de Fiscalías de Medellín por su complicidad con paramilitares. En días se conocerá el tiempo de cárcel que deberá pagar.]

Aunque la sentencia no se ha proferido formalmente, la Corte Suprema de Justicia hizo pública la decisión de condenar al ex fiscal Guillermo Valencia Cossio, por los delitos de concierto para delinquir agravado, enriquecimiento ilícito y falsedad por sustracción, supresión y ocultamiento de documento público.La decisión de la Corte coincide con la petición de la Fiscalía de condenar a Valencia Cossio por los tres delitos por los que se le procesaba; la Procuraduría había pedido que se le condenara solo por uno: concierto para delinquir y que se le absolviera por los otros dos.
Sobre este delito, el Fiscal delegado ante el Alto Tribunal consideró que se demostró nexos entre Valencia Cossio como director de Fiscalías de Medellín y la banda de John Freddy Manco Torres alias ‘El Indio’, cómplice de Daniel Rendón Herrera alias ‘Don Mario’.
Según el fiscal, el funcionario influyó para que se sacara a ‘El Indio’ del organigrama de la banda de ‘Don Mario’ y que al tiempo entregó documentos de uso reservado a la banda.  A cambio, Valencia Cossio aceptó cuantiosos pagos en efectivo y una cuatrimoto.
Según el ente acusador, se comprobó entre el ex fiscal Valencia Cossio y la banda de ‘El Indio’ había una relación “continua”. Por lo que consideró que el ex fiscal Valencia Cossio “desvió el destino de sus funciones para colaborarle a la organización de ‘El Indio'”.
También se probó que de estos nexos, Valencia se enriqueció ilícitamente. En un peritaje a sus bienes se encontró que, durante su paso por la Fiscalía, logró bienes e ingresos por más de 400 millones de pesos que no pudo justificar en la etapa de juicio.
La Corte consideró que Valencia Cossio determinó y persuadió en su momento al general Marco Antonio Pedreros de la Policía para “suprimir del informe de seguridad la foto de alias ‘El Indio’ reemplazándola por la de alias ‘El guerrillo'”.

El Caso contra Valencia Cossio
El escándalo de la complicidad del exdirector de Fiscalía y los paramilitares, comenzó en 2008 cuando la revista Cambio reveló que John Fredy Manco Torres, ‘el Indio’, un desmovilizado de las Auc que se convirtió en el segundo de ‘Don Mario’, había desaparecido de la lista de los cabecillas de la tenebrosa organización.
En la crónica de la revista, destapó que en junio de 2006, un fiscal antinarcóticos estableció que ‘Don Mario’, ‘el Indio’ y otros narcotraficantes hacían parte de una red que exportaba cocaína desde Turbo hacia Europa. La organización tenía enlaces colombianos en el exterior, entre ellos Juan David Naranjo, hermano del director de la Policía, general Óscar Naranjo, y quien fue capturado el 27 de abril de 2006 en Alemania.
En desarrollo de la investigación, el Fiscal pidió autorización para interceptar las comunicaciones telefónicas de decenas de sospechosos y muy pronto aparecieron en el radar de los investigadores los nombres de Camilo Torres, ‘Fritanga’; John Manco Torres, ‘el Indio’, y Juan Felipe Sierra, un empresario de Medellín socio mayoritario de Control Total Ltda., una empresa de vigilancia y seguridad que funciona en Envigado con una nómina de más de 1.000 personas.
En las interceptaciones surgió el nombre de Guillermo León Valencia Cossio, director seccional de la Fiscalía en Antioquia. El funcionario apareció como interlocutor de Sierra en numerosas conversaciones sobre fincas, viajes, dinero, mujeres, envío de documentos y en tres de las cuales se mencionaba a Fabio Valencia Cossio, el nuevo ministro del Interior.
Según Cambio, en una de ellas, grabada el pasado 13 de junio de 2006, Sierra le dice a Valencia Cossio que John Manco Torres, ‘el Indio’, está furioso porque su nombre aún aparece en el organigrama de ‘Don Mario’. “Oiga hermano, ¿sabe con quién estamos caídos?”, le pregunta Sierra a Valencia. El Fiscal le repregunta que con quién y Sierra responde: “Con ‘el Indio’ porque no hemos hecho eso que dijimos que íbamos a hacer y él supo que repartieron eso por allá. Hay que hacerle a eso”.
Una semana después, el 20 de junio, Sierra habla en tres ocasiones con Valencia Cossio. En la primera, el Fiscal le pregunta por la identidad del número tres de la organización de ‘Don Mario’ (a juicio de los investigadores, lo hace con la intención de “ascenderlo” y sacar a ‘el Indio’).
Cinco minutos más tarde, Sierra y Valencia vuelven a hablar. Sierra pregunta sobre la gestión para eliminar a ‘el Indio’ de la estructura de ‘Don Mario’ y Valencia le responde: “Listo, todo listo. Yo mismo estaba ahí cuando lo sacaron y coincidió con la llegada de un coronel de esos de Inteligencia y reconfirmó lo que nosotros decíamos. Es para que le diga al muchacho (…) quedamos como unos príncipes”. Poco después, Sierra se comunica con Valencia y le dice que ‘el Indio’ le agradece el favor y le envía abrazos.
En las conversaciones también se revela que los fiscales Valencia y Perla Dávila (de Montería) hablan de montar un operativo con el general Marco Antonio Pedreros, entonces Comandante de la Policía de Antioquia, para justificar un viaje al nudo del Paramillo.
Con esas evidencias, el lunes 4 de agosto de 2008, la Fiscalía decidió actuar y en una operación relámpago capturó en Cartagena, Medellín y Montería a Sierra, a Torres y a Manco.
La Fiscalía mostró a Juan Felipe Sierra como “el enlace entre los narcotraficantes y diferentes autoridades de los departamentos de Antioquia y Córdoba”. En la misma operación, capturaron a ‘el Indio’ quien perteneció a las disueltas Auc y quien formó el llamado grupo “Héroes de Castaño”, para reemplazar las estructuras paramilitares que dejó la desmovilización; y Camilo Torres Martínez alias ‘Fritanga’ o ‘Mentira’ quien según las autoridades pertenecía a una banda de narcotraficantes que actúa en el golfo caribeño de Urabá. A Sierra el Gobierno lo extradito en Estados Unidos en donde enfrenta un proceso por narcotráfico.
Una vez detenidos los narcoparamilitares, la Fiscalía trasladó a Valencia Cossio a Tunja y lo capturó en esa ciudad el 27 de septiembre de 2008.
En su momento, a través de la emisora La W, el general Marco Antonio Pedreros, ex comandante de la Policía de Antioquia, dijo que no sabía de las investigaciones que había sobre Sierra por narcotráfico y se defendió con el argumento de que en el sistema judicial hay unidades investigativas que no conocen los procesos que se llevan en otros organismos.
Valencia no fue cualquier funcionario. Durante cinco años fue el director encargado de la Fiscalía seccional de Medellín. Era el encargado de administrar la Fiscalía en Medellín y Antioquia, y de liderar la lucha contra las organizaciones criminales. Además, es hermano del anterior ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio. Hoy está a la espera de cuántos años pasará en la cárcel por aliarse con grupos paramilitares y de narcotraficantes.
12 de febrero de 2011
10 de febrero de 2011
©verdad abierta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s