Home

[Argentina] [Fue detenido Luis Baraldini, buscado por la justicia desde 2003. La caída del represor prófugo. El jefe de la policía pampeana durante la dictadura fue apresado en Bolivia y trasladado a la cárcel de Marcos Paz. Había participado del levantamiento carapintada y en 2009 intervino en un intento de golpe contra Evo Morales.]

Luis Enrique Baraldini, jefe de la Policía de La Pampa durante la dictadura y prófugo de la Justicia desde 2003, fue detenido en Bolivia y expulsado a la Argentina, donde será juzgado por delitos de lesa humanidad. Baraldini, que fue carapintada, fue capturado anteayer por la policía aeroportuaria en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, y se encuentra desde ayer en la cárcel de Marcos Paz, en Buenos Aires. “De extrema ferocidad en los años del terrorismo de Estado, (Baraldini) también evidenció peligrosidad por lo menos hasta hace muy poco, al participar en 2009 de una tentativa de magnicidio contra el presidente Evo Morales, junto con grupos de extrema derecha locales y otros carapintadas ex oficiales argentinos”, dijo la ministra de Seguridad, Nilda Garré, en una conferencia que brindó ayer por la tarde.
Entre 1976 y 1979, Baraldini fue jefe de la Policía de La Pampa, y se destacó, además, como jefe operativo de la Sub Zona 1.4, teniendo a su cargo el centro clandestino de detención que funcionaba en la comisaría 1ª de la ciudad de Santa Rosa. “Según los relatos de testigos, se trata de un hombre que torturaba personalmente, que participaba directamente de las sesiones de tortura”, detalló la ministra Garré. Luego de cumplir funciones en La Pampa, Baraldini, de ahora 73 años, fue trasladado en 1980 como agregado militar en Bolivia. Allí participó activamente del Plan Cóndor, entrenando a oficiales del Ejército boliviano. Más de cien militares argentinos arribaron por aquellos años a Bolivia para cumplir funciones similares.
Restablecida la democracia argentina, Baraldini fue detenido e imputado por veinte delitos. Pero en 1988 la Corte Suprema de la Nación lo desprocesó, aplicando las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. El 3 de diciembre de 1990, Baraldini participó del golpe carapintada encabezado por Mohamed Alí Seineldín. Su misión fue la toma del Regimiento de Patricios, en Palermo. Por estos hechos Baraldini fue condenado y estuvo preso en Campo de Mayo hasta que, en 2002, el entonces presidente interino Eduardo Duhalde lo indultó por “razones humanitarias” y por la “reconciliación de los argentinos”, según informaba el decreto que además indultaba al propio Seineldín y a otros civiles y militares.
El teniente coronel Baraldini huyó a Bolivia en 2003, cuando se reanudaron las causas por crímenes de la dictadura y el juez Daniel Rafecas ordenó detenerlo por su actuación como jefe de Policía pampeana. Desde entonces, y hasta el sábado, Baraldini logró burlar la Justicia, contenido por sus pares bolivianos. En efecto, en 2005, en Santa Cruz de la Sierra, Baraldini fue condecorado por un Círculo de Oficiales por “sus méritos personales, profesionales y vocación de servicio”.
La prensa boliviana informó en 2006 que Baraldini había instalado una escuela de equinoterapia, el Centro Ecuestre Especial. Para gestionarla, se hacía llamar “Luis Pelliegre”, en vez de Pellegri, como indica el apellido materno. También se lo vinculó a Jorge Mones Ruiz, un carapintada relacionado con un intento de golpe contra Evo Morales en 2009 por parte de una célula terrorista integrada por húngaros, croatas y bolivianos. “Estamos ante sujetos que no sólo hicieron un enorme daño en la Argentina, sino que también en Bolivia. Donde evidentemente tienen márgenes de protección de algunos sectores de ultraderecha enemigos de las autoridades constituidas”, dijo Garré.
La ministra remarcó que Baraldini contaba con la contención de su yerno, quien desde su cargo como director de Seguridad Ciudadana de la alcaldía de Santa Cruz de la Sierra, dependencia que “tiene mil efectivos de control y vigilancia urbana”, le daba “una especial cobertura para ocultarse”. Este fin de semana navideño, Baraldini pensaba reunirse con su familia en Santa Cruz, pero fue detenido el sábado en el aeropuerto de la ciudad, donde habría llegado para recibir a sus familiares. “Quiso identificarse exhibiendo un documento boliviano falsificado. Se lo detuvo, se ordenó el traslado a la ciudad de La Paz, donde las autoridades resolvieron expulsarlo”, detalló la ministra. Desde ayer a la mañana permanece en la cárcel de Marcos Paz, donde espera la reapertura de la causa judicial que se tramita en La Pampa.
26 de diciembre de 2011
©página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s