Home

[Proxenetas venden chicas en sitios en la red.]

[Nicholas D. Kristof] En noviembre, una aterrorizada niña de trece golpeó a la puerta de un departamento en Brooklyn. Cuando una sorprendida mujer abrió, la chica suplicó que le prestaran un teléfono. Llamó a su madre. Luego marcó el 911.La chica, a la que llamaré Baby Face debido a su apariencia, contó frenéticamente a la policía que un violento proxeneta la estaba vendiendo por sexo. La había llevado al edificio y la había mandado a un departamento donde la estaba esperando un cliente, contó, y ahora estaba esperando abajo para asegurarse de que no escapara.
La chica obedeció las instrucciones del cafiche y subió, pero entonces eligió un departamento al azar y empezó a golpear la puerta con la esperanza de encontrar ayuda.
Baby Face dijo que le dolía demasiado como para soportar otra violación de John. Más tarde contó a la fiscalía que estaba sangrando de la vagina y que su cafiche hace poco la había pateado escaleras abajo por tratar de escapar.
Esa llamada al 911 puso en movimiento la detención de Kendale Judge, entonces de 21. Judge se ha declarado inocente de los cargos de tráfico sexual, secuestro, violación y prostitución forzada. Está en la cárcel, y todavía no conocemos su versión de la historia.
El episodio también arroja luz sobre cómo fue la chica puesta en el mercado –en anuncios en Backpage.com, un importante sitio web nacional donde los usuarios suben anuncios para vender todo tipo de cosas, incluyendo sexo. Es un regalo del cielo para proxenetas, que permite a los clientes pedir una chica online como si se tratara de una pizza.
Lauren Hersh, la fiscal de Brooklyn que dirige la unidad de tráfico sexual, dice que de las 32 personas que ella y su equipo han llevado a tribunales en el último año y medio –implicando normalmente a víctimas de entre doce y veinticinco años-, la inmensa mayoría de los casos incluía a chicas publicitadas en anuncios de Backpage.
“Los chulos están usando internet”, dijo Hersch. “Ya no sacan a las chicas a la calle. Backpage es un gran vehículo para los cafiches que están vendiendo niñas”.
Craigslist se retiró de este sector después de protestas públicas. Los cafiches se mudaron a Backpage.com, que es propiedad de Village Voice Media, dueños del semanario The Village Voice.
Los fiscales generales de 48 estados escribieron una carta conjunta a Backpage, advirtiendo que se había convertido en “un centro” para el tráfico de sexo y llamando a excluir los anuncios de servicios adultos. Los fiscales generales dijeron que habían identificado casos en veintidós estados diferentes en los que los chulos ofrecían a chicas menores de edad a través de Backpage.
Los fiscales generales citaron  a una adolescente de quince años que, el año pasado en Dorchester, Massachusetts, estaba siendo obligada a tener sexo con hombres. El cafiche ofrecía a la niña a través de Backpage.
Pero Backpage no se deja convencer. En realidad, ha reaccionado con ataques personales contra los que, como Ashton Kutcher, lo han asociado con el tráfico de seres humanos.
Steve Suskin, abogado de Village Voice Media, me dio una larga declaración en la que argumenta que la compañía está cooperando estrechamente con las autoridades policiales. Citó a una chica de dieciséis en Seattle que fue rescatada como resultado de un dato entregado por la compañía.
“La censura no acabará con la explotación en el mundo”, dijo Suskin.
Es verdad que hay algunos riesgos de que los chulos migren a nuevos sitios wed, posiblemente con sedes en el extranjero, que son menos cooperativos. Pero, en general, es un riesgo que vale la pena. El sistema actual está fallando. Los cafiches no son los vendedores más astutos, y eliminar una salida para el tráfico debería al menos aliviar el problema.
Backpage sugiere que está luchando contra censores y mojigatos. De hecho, lo que lo anima es la codicia. En su carta, los fiscales generales dicen que Backpage gana más de veintidós millones de dólares al año gracias a la publicidad de la prostitución.
En Backpage, los chulos anuncian a las chicas como si fueran adultas, pero Hersch se mofa. “Si leo diecinueve”, dijo, “pienso de inmediato en trece”.
“No hay muchos casos en los que no haya coacción”, agregó. “La edad promedio de una chica obligada a prostituirse es entre doce y catorce. Y la mayoría de las chicas mayores de dieciséis o diecisiete son manejadas por chulos bastante violentos”.
Aunque no existen cifras fiables sobre el tráfico humano, mientras más buscamos, más encontramos. El fiscal del distrito de Brooklyn, Charles J. Hynes, dice que el año anterior a que formara una unidad dedicada al tráfico de sexo en junio de 2010, su oficina no se ocupaba de casos de tráfico. Desde entonces la oficina se ha convertido en un modelo nacional, imputando a 32 personas, con diez condenas y de momento sin absoluciones.
Entre las rescatadas estaba Baby Face, que se había fugado de su casa en septiembre. Judge dice que la conoció en la calle, le compró comida y le dijo que era guapa. Pocos días después subió una foto suya a Backpage y la estaba vendiendo entre cinco y nueve veces al día, dice la fiscalía. Cuando no ganaba lo suficiente, la golpeaba con un cinturón, agregan.
Cuando Baby Face escapó de su cafiche y golpeó desesperadamente a la puerta de ese departamento en Brooklyn, también golpeó a la puerta de las suites ejecutivas de Backpage y Village Voice Media. Esos ejecutivos deberían oír sus súplicas.
[Foto viene de Women Studies.]
31 de enero de 2012
26 de enero de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

2 pensamientos en “chulos ocupan la red para vender chicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s