Home

[Unánime repudio de organismos de derechos humanos y dirigentes políticos. La venganza de ser felices. La agrupación Hijos reivindicó la justicia. Las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora recordaron que “jamás nos hemos vengado”. Hebe de Bonafini prefirió no ocuparse de los dichos de Videla. Estela de Carlotto criticó la decisión de darle micrófono.]

Nuestra única venganza es ser felices.” Con esas palabras se pronunció la agrupación H.I.J.O.S. ante la entrevista que el dictador Jorge Rafael Videla le dio al semanario español Cambio 16. Los jóvenes destacaron que Videla dijo saber “quiénes murieron y en qué circunstancias”. “Si lo saben, nosotros, familiares de las víctimas del genocidio, queremos preguntarles: ¿qué han hecho con nuestros padres y madres?” En relación con los juicios por crímenes de lesa humanidad a los que Videla consideró como una “venganza”, los integrantes de H.I.J.O.S. contestaron: “Venganza, por definición, sería robarles sus hijos, secuestrarlos, torturarlos, violarlos, tenerlos en cautiverio, tirarlos vivos al mar, robarles sus bienes, fusilarlos. Nunca hicimos nada de eso ni lo haremos”.
“Podrán decir lo que quieran pero la justicia va a continuar y los juicios van a seguir adelante”, dijo la integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Taty Almeida sobre las declaraciones del dictador. “Lo que dijo Videla es la prueba evidente del odio que nos tienen estos genocidas. No se imaginaron jamás que les iba a llegar la justicia legal, acostumbrados a ser los dueños de la vida y la muerte”, aseguró. En relación con la denuncia de “venganza” de Videla, Almeida afirmó: “Jamás nos hemos vengado. Siempre luchamos por la justicia legal, jamás por mano propia. De hecho, no hacemos más que darles todas, todas las garantías y consideraciones que ellos nunca tuvieron para con nuestros hijos”. Sobre la afirmación de Videla respecto de que tiene conocimiento sobre quiénes son los desaparecidos y en qué circunstancias los desaparecieron, Almeida se preguntó: “¿Por qué no nos dicen dónde están? Es ancestral enterrar a los muertos. Saber dónde están los restos de tu ser querido es como una inyección de energía para ir por más verdad y más justicia”. En diálogo con Página/12, la integrante de Madres Línea Fundadora se refirió también a las afirmaciones de Videla acerca de los aceitados vínculos de su gobierno con el empresariado y la Iglesia Católica. “Confirma que se trata de un pacto de silencio entre civiles y militares y reafirma el carácter cívico-militar de la última dictadura”, afirmó. “Esto es como un búmeran: lo que habla se le vuelve en contra. El mismo reconoce la complicidad de la jerarquía eclesiástica y la empresarial. ¡Que siga hablando!”
Para la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, lo dicho por Videla en la entrevista no constituye ninguna novedad. “Lo tomamos como de quien viene”, aseguró a este diario. “Nada asombra de este personaje siniestro. Lo que no se atreve a decir en los juicios lo dice a la prensa extranjera como si afuera del país se volviera más creíble lo que afirma”, agregó. Acerca de la distinción del ex dictador entre la búsqueda de la justicia y la venganza, Carlotto aseguró: “Estamos consolidando la democracia y el Estado está haciendo todo lo necesario para restablecer la equidad”. Más allá del contenido del reportaje, la presidenta de Abuelas criticó la realización de la nota periodística: “Esta entrevista es bastante absurda porque no se entiende el objetivo de hablar con este probado asesino. No sé qué mérito tiene que salga esto. Hay que dejarlo en el lugar en el que está y no darle más importancia de la que tiene”, aseveró. Ante el testimonio de los vínculos con la Iglesia, Carlotto consideró que “es la primera vez” que el dictador reconoce el apoyo de la cúpula eclesiástica.” No creo que la Iglesia esté muy conforme con lo que dijo. Fuera de lo que miente, quizás hay verdades en su testimonio”. “Lo que dijo Videla es coherente con su deshumanización y va a pasar a la historia como lo que es: un asesino”, aseguró.
Hebe de Bonafini, de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, también les restó importancia a los dichos de Videla: “No tengo nada que decir”, afirmó.
Ayer por la tarde, diputados de todo el arco político se pronunciaron ante las declaraciones del dictador. “Si hubiésemos tenido una pizca de revancha, Videla no podría estar diciendo las cosas que dice”, aseguró la diputada del FAP Victoria Donda, hija de desaparecidos. “Es un genocida, un criminal que está preso y tuvo todas las garantías procesales que él vulneró en la época de la dictadura”, agregó. El diputado oficialista Carlos Kunkel, por su parte, leyó las declaraciones en clave del conflicto por la soberanía sobre las Malvinas, y consideró que el objetivo de Videla es “debilitar el frente interno”. El jefe del bloque radical, Ricardo Gil Lavedra, se centró en las críticas de Videla al Juicio a las Juntas, del cual el dictador aseguró que “no debería haberse hecho”. “El Juicio a las Juntas constituyó una bisagra en la transición democrática”, aseguró. “Es tremendo oír a Videla usar la palabra ‘desaparición’ para hablar de la República”, dijo el diputado del PRO Federico Pinedo, en Twitter. El líder de la Coalición Cívica Adrián Pérez consideró “una falta de respeto” las declaraciones del dictador.
[Informe de Sol Prieto.]
16 de febrero de 2012
©página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s