Home

[Argentina] [El dolor es el mismo.]

Otra de las habitués a la lujosa casa de la familia Vidal Valls, en Córdoba al 1900 era Laura Tasada. «Conocí a Agustín y a Marité en la enorme casona de sus abuelos, que era señorial, inmensamente distinguida y llena de objetos de arte y cortinados; su seriedad contrastaba con el bullicioso grupo que solía reunirse en su sala de estar. Allí iba con Rafael y el resto de nuestra banda de rock nacional, ‘Abril’, a llenar de sonidos y risas el solemne espacio. No fui amiga de Marité; ella era amiga de Rafael. Lo que recuerdo de ella es su figura menuda, su risa fácil y ese aire de determinación que la trascendía. Parecía tan segura de sí, esa niña de 19 años llena de sueños».
Laura recuerda que «durante todos estos años nos hemos encontrado con Agustín, llorando el mismo dolor y compartiendo la misma historia de búsqueda y decepción: María Teresa Vidal Valls, su hermana, Adriana Tasada y Hugo Megna, mis hermanos; nuestros chicos perdidos. Los dos habíamos iniciado, a pulmón, nuestra propia instrucción de las causas, buscando testigos, revolviendo documentos, comparando fechas, relacionando hechos, golpeando puertas que no siempre se abrieron».
Y agrega que «los dos empezamos a transitar, casi a diario, los pasillos de los Tribunales Federales. Ahora dependíamos del Poder Judicial. La causa de Marité fue elevada a juicio siendo ella la única víctima y el único imputado, Díaz Bessone. Así puestas las cosas, poco se ilustra sobre un plan sistemático de exterminio, y menos aún se contribuye a armar la verdad histórica de los hechos», remarca en forma crítica Tasada.
Laura remarca que «el operativo en el que se llevan a mis hermanos es apenas unas horas antes del secuestro de Graciela y Susana Busaniche, y ambos operativos figuran en el mismo parte de Inteligencia del 5 de setiembre de 1977. Según otro documento, Graciela Busaniche era jefa de mi hermana en su militancia. Ninguno de ellos fue visto en el Servicio de Informaciones. La solicitud de unificación de causas fue presentada en febrero de 2011, sin respuesta hasta el día de hoy.
«En la causa de instrucción donde consta la investigación de los secuestros de agosto de 1976 –tal el caso de María Teresa Vidal Valls, que queda incluido-� ya hay 19 procesados y se unen las causas de más de 25 víctimas. Dulce esperanza de Justicia para ellos, al fin. Agustín encontró a Marité. Sus huesos adolescentes dormían en el cementerio La Piedad, otra causa que estaba abierta desde el año 1984 y que no fue sino hasta ahora», afirma Laura sobre la larga espera de los familiares. «Marité está volviendo a casa. Agustín tiene un peso menos en su corazón. Yo los abrazo y sigo esperando, como muchos», confiesa Laura.
19 de febrero de 2012
©página 12

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s