Home

[Estados Unidos] [Según estudio, fumar marihuana no daña los pulmones.]

[Anahad O’Connor] Un nuevo estudio oficial ha concluido que fumar marihuana habitualmente, incluso durante muchos años, no afecta la función pulmonar.En los últimos años, la marihuana, la droga ilícita más ampliamente consumida en el país, se ha hecho cada vez más popular y es menos estigmatizada, particularmente entre jóvenes adultos. Un informe oficial dado a conocer en diciembre, concluyó que ahora uno de cada quince estudiantes secundarios fuma marihuana casi todos los días, un crecimiento fomentado en parte por la difusión de la marihuana médica, que es legal en dieciséis estados. Con el aumento en su uso, las preguntas sobre las consecuencias médicas a largo plazo de la droga han aumentado.
La nueva investigación es uno de los más extensos estudios hasta la fecha sobre si el uso a largo plazo de marihuana causa daños a los pulmones, y específicamente si su impacto en los pulmones es tan dañino como fumar cigarrillos. Los investigadores estudiaron continuamente a más de cinco mil personas durante dos décadas y constataron que fumar marihuana regularmente –el equivalente de un porro al día durante siete años- no afecta el funcionamiento –en un test de función pulmonar. El test, una medición de la obstrucción pulmonar que estudia la cantidad de aire que una persona puede exhalar en un segundo después de aspirar profundamente, normalmente empeora con el tabaco.
En lo que parece un extraño giro, los investigadores constataron que en comparación con los no-fumadores, los usuarios de marihuana dieron resultados ligeramente mejores en el test de función pulmonar, aunque el resultado es minúsculo. “Incluso con este pequeño aumento en el flujo de aire, tengo que confesar que dudo que haya un mejoramiento real en la salud de los pulmones”, dijo el doctor Stefan Kertesz, profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alabama en Birmingham. El estudio puede simplemente reflejar los años de “entrenamiento” de los fumadores de marihuana en inhalar profundamente y mantener el humo, dijeron los investigadores.
A corto plazo, fumar marihuana irrita las vías respiratorias y puede causar tos, y defensores de la salud pública enfatizan que causa problemas que reducen la atención, reduce la motivación y aumenta el riesgo de accidentes. Después de días o semanas, el uso crónico puede provocar dificultades en el aprendizaje y la memoria. Pero si la marihuana desencadena el tipo de cambio pulmonar que conduce a lesiones permanentes, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, una importante causa de muerte entre estadounidenses, no quedó enteramente claro.
Investigaciones previas sugerían que el efecto del humo de marihuana, que contiene algunos de los mismos químicos tóxicos que el tabaco, no era tan perjudicial para la función pulmonar como el humo de cigarrillo. Pero muchos de los estudios fueron realizados en periodos relativamente breves e incluían a cientos, no miles, de individuos.
En el nuevo estudio, que fue publicado en The Journal of the American Medical Association y financiada por National Institutes of Health, cerca de cinco mil cien hombres y mujeres en cuatro ciudades -Oakland, California; Chicago, Minneapolis y Birmingham– fueron entrevistados y sometidos al test de la función pulmonar repetidas veces durante veinte años. Al inicio tenían un promedio de edad de veinticinco años, y más de la mitad fumaba marihuana, cigarrillos o ambos.
Los investigadores determinaron que los fumadores de marihuana, con una exposición de hasta siete “años porro” –un año porro equivale a fumar 365 pitos o pipas, o un promedio de un porro por día durante siete años- no mostraban deterioro de su función pulmonar. El doctor Kertesz observó que con un uso más pronunciado de la marihuana, descrito como diez años o más “años porro” de exposición, la función pulmonar empieza a decaer. Y para una persona que fuma tanto marihuana como cigarrillos, “el efecto neto se traducirá en una pérdida continuada de la función pulmonar”.
El doctor Donald Tashkin, neumólogo de la Universidad de California en Los Ángeles, que ha estudiado la marihuana durante más de treinta años y no participó en la investigación, dijo que esta confirmaba conclusiones de varios otros estudios que mostraban “que, en lo esencial, no hay una relación significativa entre la exposición a la marihuana y el deterioro de la función pulmonar”. Dijo que una razón por la que el humo de marihuana no es tan dañino como el nocivo humo de tabaco, pese a contener estas substancias ingredientes tóxicos similares, puede ser el hecho de que su ingrediente activo, el THC, tiene efectos anti-inflamatorios.
“No estamos seguros”, dijo, “pero una posibilidad muy razonable es que el THC en realidad interfiere con el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica”.
Tashkin contó que él y sus colegas constataron –inesperadamente- en su investigación que incluso fumar tres pitos al día no causa deterioro de la función pulmonar. “Creo que lo esencial es que no parece que fumar marihuana tenga repercusiones negativas”, dijo. “Por eso, la marihuana no es un factor de riesgo para el desarrollo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Fumar tabaco sigue siendo el riesgo más importante para adquirir esta enfermedad”.
22 de febrero de 2012
11 de enero de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s