Home

[Uruguay] [El hallazgo se hizo en el mismo lugar donde se encontraron huesos de un desaparecido. Los restos fueron descubiertos a unos veinte metros del lugar en el que estaban enterrados los del maestro Julio Castro. La búsqueda en el Batallón 14 se enmarca en la causa por la desaparición de María Claudia García de Gelman.]

Las autoridades uruguayas encontraron ayer nuevos restos óseos en un cuartel de las afueras de Montevideo, donde el año pasado se hallaron los restos de un desaparecido durante la dictadura (1973-1985).
Los nuevos restos fueron descubiertos a unos veinte metros del lugar en que estaban enterrados los del maestro Julio Castro, dijo una fuente de la Presidencia desplazada al lugar. Poco después, el secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, emitió un breve comunicado en la página web del gobierno. “Aparentemente se trataría de un esqueleto humano entero, aunque por el momento no se puede dar más detalles como sexo o edad.”
A raíz del hallazgo, del que ya fue informado el presidente del país, José Mujica, se está acordonando la zona en el cuartel del Batallón 14 del ejército para que el equipo de arqueólogos y antropólogos dirigido por José López Mazz pueda seguir trabajando. La Presidencia decidió impedir por el momento el acceso al lugar y hoy tiene previsto dar más detalles y abrir las puertas del batallón a la prensa para que tome imágenes.
La búsqueda de restos de desaparecidos en el Batallón 14 se enmarca en la investigación abierta por la desaparición de María Claudia García de Gelman. Por ese caso el gobierno uruguayo tiene previsto realizar el próximo miércoles un acto público para reconocer la responsabilidad del Estado en aquel crimen y cumplir así con una sentencia dictada contra el país el año pasado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El tribunal condenó a Uruguay por la desaparición en 1976 de María Claudia, nuera del poeta argentino Juan Gelman, y por la supresión de identidad de la hija de ésta, Macarena Gelman, que le fue arrebatada a su madre al nacer. La participación de los militares uruguayos en la ceremonia de la próxima semana, interpretada por muchos como un acto de perdón por los crímenes de la dictadura pese a que el gobierno subrayó que sólo es una respuesta a la condena, fue objeto de debate en las últimas semanas y se especuló sobre su posible ausencia.
La semana pasada, el comandante en jefe del ejército, el general Pedro Aguerre, indicó que los militares acudirán al acto si son invitados, pero rechazó que fueran a pedir perdón. “Los que piden disculpas son los jefes y mis jefes son el presidente de la República y el ministro de Defensa”, dijo Aguerre. Esta semana, el titular de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, afirmó que los militares acudirán con beneplácito al acto porque es una orden y porque repudian aquel crimen.
El pasado 21 de octubre, durante las tareas de búsqueda de María Claudia García, fueron hallados los restos del maestro Julio Castro en el cuartel del Batallón 14. Castro, que también ejerció como periodista, desapareció en 1977, a los 68 años de edad, y al parecer fue torturado brutalmente hasta su muerte por los militares. Un mes después del hallazgo de sus restos, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, José Bonilla, pidió que se esclarezca quiénes son los militares responsables del asesinato.
Fue la primera vez que un militar uruguayo en activo, en esta ocasión el máximo jerarca militar del país, pidió enjuiciar a sus pares por delitos cometidos durante la dictadura. Breccia dijo que hoy por la mañana el presidente Mujica concurrirá al predio junto a la organización de Madres y familiares de detenidos desaparecidos. Los trabajos de búsqueda de restos de desaparecidos en el Batallón 14 se hacen en el marco de la investigación de la desaparición de María Claudia García de Gelman. Por esta causa, en manos del juez Pedro Zalazar, fueron procesados hasta el momento cinco militares y dos policías. Nuevos restos óseos en el Batallón 14 del ejército, ubicado en el departamento de Canelones, a 45 kilómetros de Montevideo, donde se realizaban excavaciones en busca de desaparecidos durante la dictadura militar (1973-1985). En los predios del Batallón 14 de Infantería en Toledo podrían estar sepultados más de veinte personas, entre ellas María Claudia Iruretagoyena de Gelman y Elena Quinteros, en fosas comunes e individuales. De acuerdo con investigaciones periodísticas y testimonios judiciales, los predios se habrían usado como enterramientos clandestinos de víctimas de terrorismo de Estado. Las excavaciones comenzaron en 2005 sin éxito, y en 2009 se retomaron con el hallazgo de dos restos óseos aún sin identificar. En 2011 se hallaron los restos del maestro y periodista desaparecido Julio Castro.
31 de marzo de 2012
16 de marzo de 2012
©página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s