Home

[Liberia] [El ex líder liberiano Charles Taylor, hallado culpable de crímenes de guerra. La condena de los diamantes de sangre. La condena al ex presidente es un hito para la Justicia internacional. Crímenes de lesa humanidad y saqueo de minas de diamante.]

Un tribunal que actuó bajo el paraguas de Naciones Unidas declaró al ex presidente de Liberia Charles Taylor culpable de crímenes de guerra y contra la humanidad. Taylor, de 64 años, está acusado de once cargos de homicidio, violación, reclutamiento de niños soldados y esclavitud sexual durante la guerra civil en Sierra Leona, conflicto iniciado en 1991 que dejó más de 50.000 muertos y dos millones y medio de desplazados. Se trata de la primera vez que un ex jefe de Estado corre esa suerte desde los juicios de Nuremberg a jerarcas nazis. El primer líder africano en enfrentar un proceso por crímenes de guerra estaba acusado además de haber apoyado y dirigido al rebelde Frente Revolucionario Unido de Sierra Leona (RUF) para saquear las minas de diamante de ese país y así poder obtener dinero, comprar armas y derrocar al gobierno.
Concretamente, el Tribunal Especial para Sierra Leona lo encontró ayer culpable de complicidad “en crímenes de guerra y contra la humanidad” por haber suministrado armas, alimentos, equipamiento, combustible e insumos médicos al RUF y otras fuerzas de Sierra Leona que cometieron una serie de atrocidades durante el conflicto. Sin embargo, la corte lo halló inocente de haber ordenado o planeado personalmente esos crímenes, lo que decepcionó a la parte acusadora. Vestido con traje azul oscuro y corbata colorada, Taylor se mantuvo impasible durante las más de dos horas que le llevó al juez principal, Richard Lussick, leer los cargos, la evidencia y el fallo final.
A juicio del tribunal, las relaciones entre Taylor y el RUF fueron mucho más estrechas de lo que admitió el procesado. Aunque el ex presidente ejercía una importante influencia sobre el RUF, no tenía un control efectivo sobre sus comandos, dijo el juez. La pena correspondiente se conocerá dentro de seis u ocho semanas, según reveló el propio tribunal, un cuerpo judicial especial creado por el gobierno de Sierra Leona y la ONU. La corte tiene su sede en Freetown, Sierra Leona, pero el proceso contra Taylor se llevó a cabo en La Haya, y se prolongó durante casi cinco años. El juicio ganó estado público debido a la relación del ex mandatario con los “diamantes de sangre” que recibía del RUF de Sierra Leona, a cambio de facilitarles armas.
El juicio también generó una gran publicidad durante la declaración de la modelo Naomi Campbell, en agosto del 2010, a quien el dictador habría regalado estas piedras preciosas, extraídas en Sierra Leona por esclavos, muchos de ellos niños. Con las declaraciones de Campbell, así como con las de su ex agente Carol White y la actriz Mia Farrow, la fiscalía trató de demostrar a los jueces que Taylor mintió cuando afirmó durante el juicio que nunca tuvo en sus manos diamantes en bruto.
La sentencia fue aplaudida por el gobierno de Estados Unidos a través de la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland, quien calificó el fallo como de “gran significado histórico y legal”. La decisión del tribunal es “un paso importante hacia la justicia y la rendición de cuentas” para las víctimas, así como para “la restauración de la paz y la estabilidad en el país y en la región”, destacó Nuland en un comunicado.
Paralelamente, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, señaló que la sentencia representa un hito “histórico” en la lucha contra la impunidad a nivel internacional. Ashton subrayó que el impacto de esta sentencia “va más allá de Sierra Leona, ya que es la primera vez que un antiguo jefe de Estado es condenado por graves crímenes de preocupación internacional”.
Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que el veredicto de culpabilidad contra Taylor es una señal de que nadie escapa a la asunción de sus responsabilidades ante la ley. “El veredicto marca un hito para la Justicia penal internacional, ya que es la primera condena de un ex jefe de Estado por planear, ayudar y promover crímenes de guerra y contra la humanidad”, señaló Ban Ki-moon en un comunicado. “Envía una señal fuerte a todos los líderes de que son y serán responsables de sus acciones”, afirmó el secretario general de la ONU. Ban valoró el compromiso del tribunal especial para asegurar que Taylor pague los “muy serios delitos” cometidos contra el pueblo de Sierra Leona, así como de Naciones Unidas y de personal asociado durante el conflicto en el país africano.
A su vez, el secretario general consideró que la corte especial “es un excelente modelo de cooperación con la ONU para llevar a los responsables de delitos internacionales ante la Justicia, de acuerdo con las reglas jurídicas, la Justicia y el debido proceso”. Y aseguró que este juicio ayudó al proceso de reconciliación, restauración y mantenimiento de la paz en Sierra Leona.
27 de abril de 2012
©página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s