Home

[Una corte de apelaciones federal rechaza el derecho de los detenidos ilegalmente en Guantánamo a impugnar sus detenciones. Sin embargo, ese derecho había sido reconocido previamente por la Corte Suprema. Este es un caso extraordinariamente grave, y está en juego la propia autoridad del tribunal supremo cuyo fallo ha sido rechazado por un tribunal inferior. Editorial NYT.]

La semana pasada empezaron las audiencias de la comisión militar contra los cinco hombres retenidos en Bahía Guantánamo, Cuba, por su participación en la conspiración para cometer los atentados del 11 de septiembre de 2001. Otros detenidos, sin embargo, están detenidos sin que se les haya formulado cargo alguno y el derecho a impugnar sus detenciones les ha sido negado.
En el otoño pasado, en una decisión de 2 contra 1 la corte federal de apelaciones del Distrito de Columbia falló contra Adnan Farhan Abdul Latif, un ciudadano yemení, el juez David Tatel escribió en su opinión disidente que era “difícil ver qué quedaba de la orden de la Corte Suprema” de que el gobierno debía permitir a los prisioneros que no son estadounidenses impugnaran de manera “significativa” sus detenciones.
En una decisión terriblemente injusta, la mayoría dijo que el informe oficial que condujo a la detención de Latif debe ser considerado como correcto según la “presunción de regularidad”, a menos que existan “claras evidencias de lo contrario”.
Se espera que la Corte Suprema considere pronto una petición para revisar el caso. Debería revertir prontamente la decisión de la corte de apelaciones, que destripa el fallo de los jueces en el caso Boumediene v. Bush de 2008, que permitía que los prisioneros de Guantánamo pudieran impugnar la legalidad de su detención en una corte federal mediante recursos de hábeas corpus.
Ahora una versión del fallo de la corte de apelaciones con algunas partes redactadas previamente muestra incluso más defectos en la opinión de la mayoría de la jueza Janice Rogers Brown. Además de sus declaraciones erróneas sobre las reglas de las evidencias, hay un inexcusable desconocimiento de hechos críticos.
Latif, que sufrió lesiones a su cabeza en un accidente carretero en Yemen en 1994, viajó en 2001 a Pakistán para seguir un tratamiento médico y luego viajó a Kabul para reunirse con un yemení que le había prometido ayuda. Fue detenido cerca de la frontera paquistano-afgana y trasladado a Guantánamo, donde se le ha retenido sin juicio desde 2002.
El gobierno dice que luchaba con el Talibán después de haber sido reclutado por al Qaeda. Su evidencia es un informe de campo de inteligencia afirmando que Latif tenía una lesión en una mano, no en la cabeza, de acuerdo a los fragmentos no redactados. Dijo que se trataba de un error de traducción. Al considerar que el informe es fiable, la jueza Brown dio al gobierno una ventaja tan injusta como insuperable.
El tribunal del juicio determinó correctamente que el informe no era fiable y no había sido verificado y concluyó que la versión de Latif era plausible y había sido corroborada por partes médicos. En lugar de aceptar las conclusiones del tribunal, la corte de apelaciones creó una nueva e indefendible regla, rechazando en lo esencial la resolución de la Corte Suprema en el caso Boumediene.
La corte de apelaciones decidió sobre diecinueve recursos de hábeas corpus y no ha otorgado ninguno de ellos. En el caso de Latif y otros seis casos que están siendo revisados, una importante pregunta de los jueces es si aprobarán el rechazo de la corte de apelaciones a permitir que los detenidos en Guantánamo presenten recursos de hábeas corpus. Está en juego su propia autoridad.
11 de mayo de 2012
9 de mayo de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s