Home

[Argentina] [La colaboración del presidente comunal Sánchez.]

[José Maggi] El presidente comunal de Timbúes, Néstor Sánchez, está colaborando con las tareas encomendadas por la justicia federal al Equipo Argentino de Antropología Forense, con el convencimiento de que “va a ayudar a algunas familias ha cerrar una parte de su historia”. “Si uno tiene un amigo desaparecido, no tiene uno sino treinta mil” asegura este dirigente político que desde el 2003 lidera los destinos de Timbúes, y milita en el Movimiento Evita, con gestos políticos claros como cobrarles impuestos a la aceitera Noble, o haber logrado que Dreyfus construyera una escuela en canje por el tramo de una calle que necesitaba para ampliar su planta. “Hace 36 años que vivo en Timbúes, y en este tiempo he recogido historias de muchos de nuestros vecinos que muchas veces no han querido dar la cara, porque aquella era una época de terror y del terror uno no se olvida fácilmente” le dice a Rosario/12.
Sánchez considera que “es un derecho saber qué pasó con ellos. Por eso colaboramos. Ya se encontraron los restos de Gassmann, que estaba enterrado en el ángulo suroeste, y siguen buscando, porque aparentemente había entre cinco y seis entierros clandestinos”.

¿Qué relatos hay de la época?
Registros documentales no existen. Nosotros hemos mirado los viejos libros de actas del cementerio local y no hay ningún dato. Tenemos sospechas por la muerte dudosa de un empleado de la comuna, de apellido Valdéz, que muere en un accidente en el río Carcarañá, donde se ahoga, poco antes de 1983. Se dice que era uno los colaboradores de esos enterramientos. Hubo un relato de una persona que por casualidad estaba en el cementerio cuando enterraron dos personas. Sólo uno de los denunciantes dio la cara y es Roberto Bonetto, que trabaja en nuestra comuna. Fue el primero en revelar que había cuerpos traídos al lugar luego de ser arrojados en rutas. En un primer hecho se habrían enterrado tres cuerpos, y luego dos más, en otro sector del cementerio. Tal vez pueden haber sido desenterrados y llevados a otro sitio, no lo sabemos. Lo único certero es el hallazgo de este chico Gassmann, que estaba a 25 centímetros del suelo, boca abajo con las manos atadas a la espalda.
13 de mayo de 2012
©página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s