Home

[Argentina] [Un centro clandestino de detención emblemático de la región.]

[Pablo Fornero] La Quinta de Funes fue declarada “Sitio de Memoria del Terrorismo de Estado” por el Concejo Municipal de la localidad vecina. De manera unánime, los ediles le dieron curso a una iniciativa de la agrupación socialista funense Alfredo Palacios que dispuso colocar una señalización en las adyacencias al centro clandestino de detención de la última dictadura militar, en la intersección de Ruta 9 y diagonal San José. Esta demarcación será conforme a lo establecido por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, autoridad de aplicación de una ley nacional que contiene este tipo de rememoraciones. “Nos pareció importante para reconstruir la memoria colectiva de la ciudad”, señaló Evan Schegtel, uno de los integrantes del espacio que impulsó el proyecto.
El 24 de marzo pasado, organizaciones sociales, entidades y partidos políticos de Funes realizaron una marcha por las calles de la ciudad. La caravana partió desde la Quinta y llegó hasta la puerta del Museo Juan Murray donde se realizó un festival artístico. Ese encuentro fue un puntapié para impulsar iniciativas que “recuperen esa parte de la historia de la ciudad”. Por ese motivo, el proyecto que se aprobó el miércoles de la semana pasada contempla la convocatoria a organismos de Derechos Humanos, organizaciones sociales y políticas locales comprometidas con los Derechos Humanos y a la ciudadanía en general.
La ley N° 26.691 es la que declara “Sitios de Memoria del Terrorismo de Estado” a los lugares que funcionaron como centros clandestinos de represión ilegal. Fue sancionada el 29 de junio del año pasado y promueve la “preservación, señalización y difusión” de lugares como la Quinta de Funes. Asimismo, estipula realizar una marca que fije al inmueble como sitio de torturas y apremios ilegales, acompañada de una leyenda alusiva de repudio de los hechos que allí sucedieron. De manera genérica, para todos los centros clandestinos se prevé la construcción de tres pilares de tres metros de altura cada uno, en los cuales figuren las palabras Memoria, Verdad y Justicia. Por sobre las columnas, en una viga horizontal de siete metros de largo se puede efectuar otra inscripción a convenir entre los impulsores.
Schegtel y sus compañeros de agrupación tienen pensado “trabajar” la señalización con otras organizaciones sociales y políticas de Funes. “Podemos ver el tema de la demarcación, establecer otros materiales, pensar nosotros mismos las leyendas que queramos imprimirle”, deslizó el militante. El espacio físico no sería el interior ni la puerta del inmueble, sino “un triángulo de espacio verde que quedó de remanente al momento de la construcción de la Ruta 9”.
“Este tipo de acciones contribuyen a reconstruir nuestro pasado, nuestra historia local. Señalizar estos lugares como Sitios de la Memoria intenta informar y concientizar a la ciudadanía, sacarlos a la luz y ponerlos al servicio de la memoria colectiva del pueblo”, subraya la iniciativa.
Schegtel tiene 26 años y no duda en afirmar que un gran porcentaje de funenses desconoce la siniestra historia de la Quinta de Funes, inmueble que hoy se encuentra habitado por una familia de la ciudad. “Si hay algún tipo de conocimiento es reciente, surge a partir de los juicios contra los dictadores y represores de la última dictadura militar. La Quinta de Funes está incorporada en una de las causas más importantes a nivel nacional”, apuntó.
11 de junio de 2012
©página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s