Home

[Argentina] [Un chico de 13 años con problemas de adicciones, internado en “condiciones degradantes”. Un defensor oficial denunció que el niño fue internado en un lugar donde no recibe “un abordaje terapéutico real”. Pidió que se le asigne un lugar adecuado. Para eso se hará una audiencia, a la que fueron convocados funcionarios bonaerenses.]

[Carlos Rodríguez] La situación de un chico de 13 años, con problemas de adicción, motivó la presentación de un amparo judicial para que se le brinde atención acorde con lo que dictan las normas nacionales e internacionales en materia de protección a la infancia y adolescencia. El pedido, presentado por el defensor oficial ante el Fuero de Responsabilidad Juvenil, Julián Axat, se hizo en razón de que el niño A. D. fue internado en la Clínica Psiquiátrica Ferromed, de la ciudad de Junín, considerada por el denunciante como “un lugar no adecuado a su situación de salud, sin abordaje terapéutico real, y hasta en condiciones degradantes para su persona”. Axat solicitó a la Justicia la realización de una audiencia –se hará mañana– en la que pidió que estén presentes funcionarios del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Niñez y Adolescencia bonaerenses, a quienes pide que corrijan “el estándar internativo utilizado” en el caso de A.D. Al chico, en Ferromed, “se lo encierra dentro de una celda o buzón de aislamiento”, igual al de una cárcel para adultos, “para evitar todo intento de fuga”.
Sobre el caso, el subsecretario de Promoción y Protección de la Niñez, Sebastián Gastelú, dijo que el chico está “en buen estado de salud y alojado en una de las mejores clínicas del país”. Por el contrario, Axat afirma que el caso A. D. tiene conexidad con la causa 15.928, que tramita en el Juzgado Contencioso Administrativo Nº 1 de La Plata, a cargo de Luis Arias. Ese expediente contiene denuncias relacionadas con las detenciones y malos tratos sufridos por chicos platenses que viven en la calle.
El defensor oficial, en su presentación ante Arias, recuerda un fallo del juez en el cual se señaló que a pesar de los hospitales para niños y los Centros Públicos de Atención (CPA) para el tratamiento de adicciones que hay en el territorio bonaerense, “se advierte la falta de una institución adecuada” a la cual puedan ser derivados los chicos “para su rehabilitación o asistencia, de acuerdo con el derecho de todo niño al disfrute del más alto nivel posible de salud”.
A. D. es un niño por el cual Axat ha intervenido en varias oportunidades. Considera que el caso demuestra que “el sistema de contención y protección de derechos es precario e inexistente” en la provincia. Agrega que eso se debe a que “el sistema penal y policial es el lugar de despliegue y etiquetamiento en el que terminan” estos casos, “pues las políticas públicas en salud mental y de seguimiento terapéutico para niños y adolescentes pobres resulta un fracaso institucional manifiesto” del que hace “absolutos responsables” a la provincia y al municipio de La Plata.
Axat precisa que A. D. “ha sido criminalizado 12 veces”. Las doce causas abiertas y luego cerradas por ser menor de edad “han sido la verdadera respuesta institucional”. Dice que el “fracaso” de las políticas públicas se debe “al desfinanciamiento del Sistema de Promoción y Protección de Derechos para la Niñez” y a “la inflación del sistema penal policial (…) dirigido a esos mismos sectores” juveniles.
El defensor oficial asegura que pudo comprobar, cada vez que le tocó intervenir, “el vínculo entre la vulneración de derechos que el niño padece y la selectividad policial y punitiva que todo el día hostiga” a A. D. Pone de relieve, al mismo tiempo, que “cada ingreso a una comisaría y la ausencia de abordaje terapéutico representan –cada uno– verdaderos llamados de urgencia y gritos de desesperación de la madre de A.D. Es decir, son la espiral de deterioro e impotencia de la situación subjetiva del joven en la que el Estado es único garante-responsable del fracaso en cortar aquella espiral de degradación hacia una muerte segura”.
El defensor informa que A.D. consume estupefacientes y no se alimenta, además de agredir a sus hermanos y de pasar largas horas en lugares desconocidos. Su madre, que tiene cuatro hijos y es viuda, en tres ocasiones ha llevado al chico a lugares de internación y en forma permanente ha concurrido a clínicas, despachos oficiales y a la Defensoría del Pueblo, en la búsqueda de un lugar adecuado donde su hijo pueda ser asistido y rehabilitado.
Axat recalca que ese lugar de internación no es Ferromed, citando el informe –acompañado por fotos– que le fue enviado, desde Junín, por su colega de esa jurisdicción, Silvio Echarri. En ese informe, citado por Axat en el recurso de amparo, se dice que durante la entrevista con el defensor de Junín, A. D. dijo “extrañar mucho a su familia, en especial a su madre, solicitando se lo traslade a un lugar más cercano al domicilio de la misma (en La Plata), reclamando se le avise para que sea visitado por ella”, y que todavía no pudo hacerlo.
A. D., en su contacto con Echarri, comentó que luego de una fuga que protagonizó, quedó alojado en “una habitación de aislamiento, sin poder salir de allí, excepto para recibir la alimentación (…) sin contar con baño propio y pasando mucho frío por las noches, solicitando se lo traslade a las habitaciones junto con los otros chicos”. Echarri visitó la habitación, a la que describe como de “pésimas condiciones de habitabilidad, limpieza o higiene, iluminación, calefacción y ventilación, sin baño propio y lugar adecuado para descansar”. En pleno “período invernal no cuenta con calefacción; es más, en la parte superior de la pared que da hacia el exterior posee un ventiluz totalmente abierto, sin vidrio o cerramiento alguno”.
Al comentar las observaciones de su colega, Axat dice que la situación que denuncia es que “se ha echado mano a una internación como forma de castigo, en tanto existían formas de abordaje menos dolorosas y segregativas”. El defensor platense pide que se haga una audiencia urgente –fue citada para mañana por el juez Arias– para que A. D. sea llevado a un lugar adecuado para su tratamiento y que se clausure la habitación de aislamiento de Ferromed, entre otras medidas.
26 de junio de 2012
©página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s