Home

[Colombia] [Un día después de que el ex congresita Juan Carlos Martínez recobrara su libertad, la Fiscalía ordenó recapturarlo por sus supuestos vínculos con el narcotráfico. Martínez se entregó.]

El fiscal 24 de la Unidad Nacional Antinarcóticos y de Interdicción Marítima de la Fiscalía General de la Nación, Unaim, ordenó recapturar al ex congresista Juan Carlos Martínez al considerar que existían suficientes pruebas para relacionarlo con organizaciones de narcotráfico.
Esta decisión se tomó con base a las declaraciones del desmovilizado Armando Lugo, alias ‘El Cabezón’, quien fuera el coordinador logístico y de material de guerra del Bloque Calima y quien aseguró ante Justicia y Paz, que Martinez estuvo vinculado con las actividades de narcotráfico del extraditado Évert Veloza, alias ‘HH’.
Sobre las declaraciones de ‘El Cabezón’, una fuente le contó a la revista SEMANA que “existen los audios de una de esas versiones donde Lugo se refiere a la reunión en una de las fincas de ‘HH’ en el Calima, donde pactó con Martínez el impuesto al gramaje para sacar una cantidad de coca. Como dato curioso de ese encuentro, Lugo recuerda que cuando Martínez salió de la finca, ‘HH’ dijo en voz alta que Martínez lo creía pendejo porque sabía que le había mentido al reportar ante la organización una cantidad menor de coca a la que realmente estaba moviendo en la zona”.
Lugo es de los pocos postulados al proceso de Justicia y Paz que por su condición de enlace con funcionarios públicos ha entregado nombres de políticos e integrantes de la Fuerza Pública que supuestamente se aliaron o tuvieron nexos con el Bloque Calima. Pero desde hace varios meses fue trasladado del Pabellón de Justicia y Paz de la cárcel de Palmira, a la cárcel de máxima seguridad de Popayán. El exparamilitar ha denunciado que estar en la cárcel de Popayán atenta contra su vida porque comparte patio con personas que fueron capturadas por sus declaraciones ante la justicia y ha pedido su traslado a Palmira.
Durante una audiencia de imputación de cargos a mediados de mayo, el defensor de Lugo señaló que en varias ocasiones los tres fiscales de Justicia y Paz, diferentes procuradores e incluso la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA, han pedido que se dé el trasladado del exparamilitar para garantizarle las mínimas condiciones de seguridad, pero se han encontrado con un “muro muy grande” en el Inpec que no escucha estas razones.
Luego de conocerse la nueva situación de Juan Carlos Martínez, el Fiscal General de la Nación, Eduardo Montealegre, respaldó la orden de captura en contra del ex congresista, que acababa de pagar tres años de cárcel por el delito de concierto para delinquir por sus nexos el Bloque Calima.
Tan solo un día después de que Martinez quedara en libertad condicional por una decisión del Juzgado Quinto de Ejecución de penas de Cali, agentes del CTI iniciarion un operativo de búsqueda para ubicar y retener nuevamente al ex congresista.
El fin de esta captura es que el ex congresita se presente para rendir indagatoria sobre las acusaciones que lo relacionan con el tráfico de drogas. De acuerdo con información de Vanguardia Liberal, Martinez se encuentra reunido con sus abogados y se entregará en las próximas horas a la justicia.
Según el fiscal Montealegre, la entidad continuará con las investigaciones y una vez se evalúe la indagatoria del ex congresista y otras pruebas, se decidirá si se expide la medida de aseguramiento en su contra.

Libre por Un Día
El pasado martes el Juzgado Quinto de Ejecución de Penas de Cali autorizó que Martínez, quien fue condenado en 2011 por nexos con paramilitares de Valle del Cauca para llegar al Congreso de la República en 2002, quedará en libertad.
El ex senador estaba purgando la condena de siete años y cinco meses de prisión desde su casa de Yumbo. El pasado 14 de marzo un juez de ejecución de penas falló a favor de Martínez una tutela que interpuso para tener ese beneficio a raíz de la muerte de su esposa.
Nelly Bonilla Venté, con quien el ex senador tuvo dos hijos (menores de edad), falleció el 27 de febrero de este año, tras no recuperarse de un trasplante de hígado al que fue sometida. Por esa razón, el senador pidió la casa por cárcel para poder asumir el cuidado de los menores.
Martínez fue condenado por la Corte Suprema de Justicia en junio de 2011 por concierto para delinquir dentro el escándalo de la parapolítica. Testimonios del extraditado jefe paramilitar Éver Veloza, alias ‘HH’, comprometieron al político con su campaña para las elecciones del Congreso en 2002.
La Corte estableció que ‘Fernando Político’, comandante político del Bloque Calima, autorizado por alias ‘HH’, contactó a Martínez Sinisterra para tener una persona conocida en el Senado que influyera en la región.
Asimismo, en la sentencia, la Corte ordenó trasladar a la Fiscalía General de la Nación uno de las testimonios rendidos en el proceso, que evidencian los presuntos nexos de Martínez con el Narcotraficante del cartel de Norte del Valle, Hernando Gómez Bustamante, alias ‘Rasguño’. Según el Alto Tribunal de estos hechos podrían desprenderse una investigación por el delito de enriquecimiento ilícito.
Asimismo, el jefe paramilitar explicó que el apoyo al político surgió por petición de los hermanos Gonzáles Rivas, narcotraficantes del Valle, y del extraditado Holmes Durán Ibárgüen alias ‘El Doctor’.
Otra declaración que pesó en su contra fue la del paramilitar Mauricio Aristizábal, alias ‘El Fino’, que como jefe de finanzas del Bloque Calima y lugarteniente de ‘HH’, dijo que Martínez Sinisterra tuvo vínculos con los paramilitares.
En el caso de ‘El Fino’, el desmovilizado aceptó tener conocimiento de una reunión entre el ex senador Martínez y ‘Fernando Político’. Según ‘El Fino’, los paramilitares pagaron 10 millones de pesos para que ‘Fernando Político’ fuese a Bogotá a reunirse presuntamente con el entonces senador.
En el juicio de Martínez, al igual que en otros procesos que se adelantan por la misma causa, también se presentaron denuncias de testigos que aseguraron que estaban siendo sobornados para cambiar su testimonio.
En este sentido, ‘HH’ se refirió a un abogado de apellido Mora, quien antes de su extradición le ofreció dinero para que cambiara su testimonio a favor de Martínez.
La Corte además contó con otros testimonios que relacionaron al ex senador con narcotraficantes del cartel del Pacífico, entre ellos, Olmes Durán Ibargüen alias de ‘El Doctor’, y Weceslao Caicedo, alias ‘W’.
Juan Carlos Martínez Sinisterra fue diputado de la Asamblea del Valle en 1998 y llegó al Senado en 2002 con 58.723. En 2006 repitió curul con 62.077 votos por Convergencia Ciudadana, movimiento que tiene a varios de sus integrantes tras las rejas investigados por ‘parapolítica’.
El congresista surgió de la sombra del polémico ex parlamentario Carlos Herney Abadía, condenado por el proceso 8.000 tras recibir dineros del cartel de Cali y gestor del Movimiento Popular Unido, MPU, con el que Martínez extendió sus redes burocráticas en el sur occidente colombiano.
En abril de 2009 el ex congresista fue capturado por el CTI, un año después de la Corte Suprema le abrió una investigación en su contra por sus presuntos nexos con paramilitares y narcotraficantes de su región.
En diciembre de 2009 la Corte lo llamó a juicio, al considerar que había pruebas que lo vinculan con el crimen organizado del occidente del país.
Desde que fue capturado, Martínez estuvo preso en pabellón de parapolíticos de la cárcel La Picota de Bogotá, en donde protagonizó varios escándalos, como la realización de obras para la ampliación de su celda y una fiesta con numerosos invitados y una orquesta de salsa para celebrar su cumpleaños.
Tras esas conductas, el exsenador fue trasladado a la cárcel El Bosque, ubicada en Barranquilla. Desde ese sitio de reclusión Martínez también fue protagonista de varias polémicas, debido a sus salidas del penal antes de las elecciones regionales del año pasado, que contaron con el aval de un juez de la capital de Atlántico.
En julio del año pasado un juez de ejecución de penas le concedió al exsenador un permiso de libertad por 72 horas cada dos meses. Posteriormente, éste fue retirado por otros magistrados del Tribunal de Barranquilla, quienes consideraron que Martínez no era merecedor del permiso por no haber cumplido la mayor parte de la pena.
La última salida que el excongresista realizó de la cárcel El Bosque fue el 28 de febrero de este año, cuando el Inpec le concedió un permiso de 24 horas para asistir al entierro de su esposa.
Esta excarcelación de Martínez se da en medio de varias dudas alrededor de las rebajas que obtuvo en su condena por estudios y trabajos. Además, en Valle de Cauca, donde el ex senador tiene su fortín electoral, se desató una polémica porque la decisión se diera justo cuatro días de las elecciones extraordinarias que se realizarán el próximo domingo para escoger al nuevo mandatario de los vallecaucanos, tras la destitución de Héctor Fabio Useche, quien es considerado como una de sus fichas políticas.
29 de junio de 2012
27 de junio de 2012
cc verdad abierta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s