Home

[Berlín, Alemania] [Jefe del servicio de inteligencia alemán renuncia al cargo como secuela de la impunidad de los neonazis que entre 2000 y 2007 asesinaron a diez personas sin ser nunca detectados].

[Melissa Eddy] El director del servicio de inteligencia interior de Alemania renunció el lunes en medio de un aguacero de críticas sobre la conducción por su departamento de la investigación de una célula terrorista neonazi que eludió durante años a las autoridades, asesinado al menos a diez personas, la mayoría de ellos comerciantes extranjeros.
El jefe de inteligencia, Heinz Fromm, 63, se marchó con un régimen de jubilación anticipada de su función como presidente de la Oficina Federal para la Protección de la Constitución. Días antes se descubrió que un funcionario de su oficina había triturado documentos que contenían evidencias suministradas por informantes pagados sobre miembros de la célula terrorista, conocida como Resistencia Nacional Socialista [National Socialist Underground].
“El incidente provocó una grave pérdida de confianza y dañó severamente la reputación de mi servicio”, dijo Fromm a Der Spiegel. Fromm debe retirarse a fin de mes, después de doce años como director.
La célula neonazi fue descubierta a principios de noviembre tras una serie de acontecimientos que terminaron en un atraco frustrado que condujo a la policía a dos miembros sospechosos de la célula. En cuestión de días, la policía había descifrado la más larga serie de asesinatos no resueltos del país y revelado la existencia de una célula que se cree que fue responsable del asesinato de nueve comerciantes de origen extranjero –ocho turcos y un griego- entre 2000 y 2007.
La policía también asoció la célula con el asesinato de una agente de policía y con varios atentados con bomba que dejaron más de una veintena de personas heridas, la mayoría de ellas de origen turco, así como varios asaltos de bancos.
La revelación de la existencia de la célula, que tenía tres miembros que dependían todos de una extensa red de apoyo, planteó interrogantes sobre la capacidad de los servicios de seguridad del país para combatir el terrorismo de extrema derecha. En enero se formó una comisión de investigación parlamentaria para examinar cómo surgieron los errores y cómo evitarlos en el futuro.
La semana pasada un funcionario del ministerio del Interior declaró que el director de un departamento de la agencia de Fromm había destruido siete documentos que contenían detalles sobre los miembros de la célula un día después de que el fiscal general del país hubiera exigido que los documentos fueran entregados para la investigación de un miembro de la célula, Beate Zschäpe. Sus cómplices, Uwe Mundlos y Uwe Böhnhardt, se suicidaron poco antes de que la célula fuera descubierta.
En respuesta a la destrucción de los documentos, Hans-Peter Friedrich, el más alto funcionario de la seguridad alemana, exigió que Fromm estudie medidas disciplinarias. Markus Beyer, portavoz del ministerio del Interior, dijo el lunes que estaban evaluando el informe.
Fromm se había “sorprendido y estaba afectado por la mala conducta de empleados de su agencia” y estaba “profundamente preocupado por la pérdida de confianza” en el servicio de inteligencia, dijo Friedich en una declaración.
Fromm debe declarar el jueves ante la comisión.
La semana pasada, su contraparte en la Policía Criminal Federal, Jörg Ziercke, dijo a la comisión que la división de responsabilidades entre las varias autoridades –parte de un complejo sistema de controles y balances establecido después de la Segunda Guerra Mundial para prevenir la concentración de poder en una sola agencia- contribuyó a la incapacidad de las autoridades para asociar a los miembros de la célula con los asesinatos, que fueron cometidos en varios estados.
“No somos el FBI alemán”, declaró Ziercke. “Simplemente no podemos intervenir en una investigación cuando queremos”.
Se esperan mayores esfuerzos para posibilitar una mejor comunicación entre las agencias de seguridad. La semana pasada los legisladores aprobaron la creación de una base de datos de extremistas de derecha a la que puedan acceder todos los funcionarios de inteligencia. Todavía falta la aprobación de la cámara alta del Parlamento.
4 de julio de 2012
2 de julio de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Un pensamiento en “renuncia jefe de inteligencia de alemania

  1. ¿Y cuando el estado Alemán y sus servicios de inteligencia se harán cargo de los crímenes de Colonia Dignidad? ¿O hay algo más que simples crímenes?¿Experimento sociológico?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s