Home

[Las leyes del estado de Nueva York prohíben que una persona sea detenida por el porte de pequeñas cantidades de marihuana, a menos que sea sorprendida fumando en público. Eso explica por qué los agentes obligan a los detenidos a vaciar en la calle sus bolsillos y justificar su detención por porte. Un claro abuso que afecta sobretodo a negros y latinos. Editorial NYT].

El comisionado Raymond Kelly, del Departamento de Policía de Nueva York, hizo circular en septiembre un memorándum ordenando a los agentes acatar una ley del estado de 1977 que les prohíbe detener a personas que porten pequeñas cantidades de marihuana, a menos que la droga sea exhibida públicamente.
Sin embargo, una demanda presentada en un tribunal del estado a fines de junio afirma que la policía todavía estaba deteniendo a personas ilegalmente –en clara violación tanto de la ley como del memorándum- incluso tan recientemente como en mayo. Datos del estado muestran que el número de detenciones por marihuana disminuyeron en los meses posteriores a la directiva, pero empezaron a subir nuevamente esta primavera.
La Legislatura aprobó la ley de despenalización de 1977 para permitir que la fiscalía se concentrara en delitos graves e impedir que la policía detuviera a jóvenes por el porte de pequeñísimas cantidades de marihuana. Los legisladores convirtieron la tenencia y porte de veinticinco gramos o menos de marihuana en una falta punible con una multa de cien dólares la primera vez. Para desalentar el consumo público de la droga, convirtieron la exhibición pública en un delito punible con hasta tres meses de cárcel y una multa de quinientos dólares.
El número de detenciones por porte en la ciudad disminuyó después de que la ley fuera aprobada, pero aumentó de menos de mil en 1990 a cincuenta mil en 2011. Y de las casi doce mil personas entre dieciséis y diecinueve años arrestadas el año pasado, el 94 por ciento no tenían antecedentes penales y casi la mitad no habían sido detenidas nunca. Más del ochenta por ciento de los arrestados eran jóvenes negros y latinos.
Abogados defensores acusan a los agentes de detener ilegalmente a ciudadanos acusándolos de porte después de obligarles a mostrar la substancia o sacándosela de sus bolsillos durante cacheos constitucionalmente cuestionables. La nueva demanda, presentada por la
Sociedad de Ayuda Legal, menciona a cinco querellantes que dicen todos que fueron detenidos ilegalmente esta primavera. En un caso, de acuerdo a la demanda, el agente de policía admitió en una declaración que había registrado al individuo y mostrado la droga para justificar su detención.
El gobernador Andrew Cuomo trató de poner fin a juicios injustos con una moción para hacer del porte de marihuana una falta, a menos que la persona sea sorprendida fumando en público [en cuyo caso es un delito]. El Senado del estado rechazó ese proyecto de ley. Dada la incapacidad de Albany de actuar, los tribunales deben tomar medidas para terminar con estos abusos.
14 de julio de 2012
4 de julio de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s