Home

[Budapest, Hungría] [El diario The Sun ubicó al criminal de 97 años Laszlo Csatary. Uno de los nazis más buscados. El Centro Simon Wiesenthal confirmó la localización de Csatary, quien vive con otra identidad en un barrio de Budapest.]

Uno de los criminales de guerra nazi más buscados mundialmente, acusado de ayudar a enviar a la muerte a 15.700 judíos, fue encontrado 67 años después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, en la capital de Hungría, por el diario sensacionalista británico The Sun. La historia y las fotos de Laszlo Csatary, de 97 años, fueron publicadas ayer por el diario más leído en inglés, con una tirada que supera los tres millones de ejemplares y 8.500.000 lectores. En algunas de las fotos publicadas por el medio, se puede ver a Csatary en el preciso momento en el que abre la puerta de su departamento, ubicado en uno de los barrios más selectos de Budapest, vestido sólo con calzoncillos, camisa y medias. El criminal de guerra, condenado a muerte en Checoslovaquia tras el triunfo de los aliados, vivió durante décadas refugiado en las ciudades de Montreal y Toronto, como comerciante de arte y bajo una identidad falsa. Hace aproximadamente 15 años, las autoridades canadienses descubrieron su verdadera identidad y por ello volvió a desaparecer, esta vez escondiéndose en Hungría.
Cuando los periodistas de The Sun intentaron hablar con Csatary, el anciano sólo respondió –antes de cerrarles la puerta de su departamento en las narices– que no quería hacer declaraciones y que no tenía responsabilidad sobre los crímenes por los que fue condenado en ausencia. En el timbre de su departamento en Budapest aparecía el apellido Smith. Según los cargos que se le formularon en su momento, Csatary fue jefe de la policía en Kosice, en la parte ocupada de Eslovaquia por Hungría, y tuvo una destacada actuación en la deportación de 15.700 judíos al campo de exterminio de Auschwitz, en la primavera boreal de 1944. Csatary está acusado de someter a los detenidos, en particular a los judíos, a torturas y todo tipo de abusos.
El Centro Simon Wiesenthal confirmó la localización de Csatary y ratificó que se encuentra en los primeros lugares de la lista de esa organización, entre los diez criminales de guerra nazis más buscados. “Confirmo que Laszlo Csatary fue identificado y encontrado en Budapest”, aseguró Efraim Zuroff, director de la oficina del Centro Wiesenthal en Israel. “The Sun pudo fotografiarlo y grabarlo gracias a informaciones que nosotros aportamos”, señaló. “Hace diez meses, un informador nos dio elementos que nos permitieron localizar a Laszlo Csatary en Budapest. Ese informador recibió la prima de 25.000 dólares que acordamos a cambio de informaciones que permitan hallar a criminales nazis”, explicó Zuroff.
Según el funcionario del Centro Simon Wiesenthal, es la cuarta vez que The Sun colabora con esa organización “para presionar a las autoridades que tardan demasiado tiempo en encontrar a nazis”. Zuroff añadió que las informaciones sobre el paradero de Csatary fueron aportadas en septiembre de 2011 a la fiscalía de la capital húngara. El fiscal adjunto de Budapest, Jenö Varga, no pudo confirmar la información, limitándose a declarar ante la consulta periodística: “Hay una investigación en curso. La fiscalía está estudiando las informaciones recibidas”.
Laszlo Csatary trataba a los judíos del gueto con crueldad, azotando a las mujeres y obligándolas a cavar trincheras con las manos desnudas, explicó Zuroff. En octubre de 1944, Cruz de Flecha, que sirvió incondicionalmente a los intereses del régimen nazi de Adolf Hitler, llegó al poder en Hungría con un golpe de Estado. En el último año de la guerra, los seguidores húngaros del partido filonazi entregaron a unos 450.000 judíos a manos de los alemanes, que luego fueron asesinados en diversos campos de exterminio. Fue entonces cuando Csatary dirigió el campamento de internamiento nazi en Kosice. Durante el proceso en Checoslovaquia, su defensa negó las acusaciones y admitió su responsabilidad parcial en la “guetización” de los judíos. También reconoció que el criminal de guerra había entregado a dos judíos ante las autoridades alemanes sin saber cuál sería su destino, señaló The Sun en su edición de ayer.
En Holanda también se recordaron las atrocidades cometidas por el régimen de Hitler. El 15 de julio de 1942 partía desde el denominado “campo de tránsito” de Westerbork, cerca de Assen, el primer tren con destino a Auschwitz procedente de suelo holandés. Luego siguieron otros 92 convoyes, el último de ellos enviado en 1944. Durante la ocupación germana, 107.000 judíos residentes en los Países Bajos fueron deportados en trenes a campos de concentración y extermino desde Westerbork. Sólo 5000 lograron sobrevivir al Holocausto, entre ellos ocho de los transportados en el primer viaje, en el que fueron deportadas 1132 personas. “El destino de las personas que fueron deportadas sobrepasa el alcance de lo imaginable”, dijo el primer ministro holandés, Mark Rutte, ante cientos de asistentes al acto de recuerdo celebrado en Westerbork. Desde ese lugar fue deportada también Ana Frank, la joven alemana de origen judío que dejó constancia de la demencia nazi en su diario.
16 de julio de 2012
©página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s