Home

[Colombia] [Dictan medida de aseguramiento en contra de Luis F. Almario. La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia dictó medida de aseguramiento en contra de Almario en la investigación que se le adelanta por vínculos con paramilitares. Almario también ha sido señalado de tener relaciones con narcotraficantes y guerrilleros.]

Luego de evaluar las pruebas que vinculan a Luis Fernando Almario con paramilitares del Bloque Central Bolívar, Bcb, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia dictó medida de aseguramiento en su contra por el delito de concierto para delinquir.
El Alto Tribunal decidió mantener al ex representante a la Cámara por Caquetá privado de la libertad, al considerar que existen suficientes indicios para suponer que Almario se alió con las autodefensas para ganar las elecciones al congreso en 2002.
Almario fue capturado el pasado miércoles 5 de julio después de que la Sala Penal ordenó su detención para que respondiera por sus presuntos nexos con un grupo llamado Héroes de los Andaquíes, el cual hacía parte del Bloque Central Bolívar y estaba a cargo del narcotraficante Carlos Mario Jiménez alias ‘Macaco’.
Entre las pruebas que tiene la Corte están las declaraciones de varios desmovilizados que señalaron a Almario, ex congresista del partido Movimiento de Participación Popular, de haberse reunido con miembros de las Auc y con varios narcotraficantes del Caquetá para las elecciones de 2002.
Una fuente le dijo a VerdadAbierta.com que la decisión de solicitar la captura de Almario surgió tras los testimonios de los ex paramilitares, Carlos Fernando Mateus, alias ‘Paquita’, encargado de cobrar las extorsiones del Frente Héroes de los Andaquíes y de José Germán Senna alias ‘Nico’, jefe político de este mismo grupo paramilitar.
Tanto alias ‘Paquita’ como ‘Nico’ han asegurado en Justicia y Paz que Luis Fernando Almario recibió el apoyo político, electoral y militar del Bloque Andaquíes que estaba a cargo del narcotraficante alias ‘Macaco’, con quien supuestamente Almario se reunió en varias ocasiones.
Según las versiones de los desmovilizados, Almario buscó el respaldo del paramilitarismo para asegurar su silla en el Congreso, mantener su poder en la región y permitir que sus ahijados políticos pudieran llegar a la gobernación y a las alcaldías de varios municipios de Caquetá en 2002.
“Almario necesitaba tener el caudal político y ganar zonas que tradicionalmente no eran de él”, aseguró alias ‘Paquita’ en una entrevista con VerdadAbierta.com en febrero de 2012. El ex paramilitar agregó que el ex congresista se reunió varias veces con integrantes del grupo paramilitar para informarles a quién debían apoyar y a quién no.
Uno de los ahijados políticos de Almario que recibió mayor respaldo de las autodefensas fue Juan Carlos Claros Pinzón, quien según la procuraduría recibió apoyo económico, logístico y de seguridad para la campaña electoral de 2002 cuando fue elegido Gobernador de Caquetá.
A Claros Pinzón la Procuraduría le formuló pliego de cargos en enero de este año por sus presuntos nexos con el grupo paramilitar del Bloque Central Bolívar. El proceso aún se encuentra en etapa de investigación.
Además de alias ‘Paquita’ y alias ‘Nico’, otros desmovilizados han asegurado que dentro de los acuerdos, los políticos apoyados por Almario se comprometieron a entregar parte del presupuesto público de las gobernaciones y alcaldías a cambio del respaldo de las autodefensas en las elecciones.

Los Nexos con el Narcotráfico
En entrevista con VerdadAbierta.com, Carlos Fernando Mateus, alias ‘Paquita’ dijo que el ex congresista Luis Fernando Almario y su ahijado político, el ex gobernador Juan Carlos Clatros, necesitaban también apoyo financiero y que por esto el grupo paramilitar los contactó con un narcotraficante de la zona.
Según alias ‘Paquita’, como él era el encargado de las ‘finanzas’ del bloque, antes de realizar algún movimiento de dinero debía consultarle a su jefe de zona, alias ‘28’. “El patrón me dijo: “Apóyelo con el tema de seguridad pero no en lo financiero porque nosotros no estamos para dar ni para interferir en política”, relató alias ‘Paquita’ a VerdadAbierta.com
Con esta orden alias ‘Paquita’ aseguró haberle conseguido un carro blindado y escoltas a Claro Pinzón y además haber hecho un puente con Walter Velásquez alias ‘Chiqui’, un narcotraficante que lo apoyó con plata para la campaña.
De acuerdo con la versión de otro jefe paramilitar, cuyo nombre se reserva por razones de seguridad, Almario se reunió con alias ‘Chiqui’ en un apartamento en Bogotá donde se pactó la colaboración que los paramilitares presuntamente entregaron a su “ahijado” político, Juan Carlos Claros, para las elecciones a la gobernación de Caquetá.
Este financiamiento se acordó también con alias ‘Macaco’, quien presuntamente le ordenó a alias ‘Chiqui’ entregar $20 millones de pesos para apoyar la campaña de Claros y se comprometió a intimidar a la población del departamento para que votara por él.
Según los jefes paramilitares la presión se hizo más fuerte en el municipio de Morelia, también en veredas como La Liberia, Fuente Hermosa, Puerto México, y la Rochela en el corregimiento de Bolivia donde Luis Francisco Cuéllar, candidato opositor de Claros para las elecciones, tenía gran acogida. (Luis Francisco Cuéllar fue asesinado por las Farc en 2005, siendo gobernador de Caquetá).
Según un artículo de Semana publicado en marzo de 2008, en algunos círculos políticos de Caquetá se habla sobre las relaciones de Almario con los hermanos Juan Carlos y Jhon Eduard Monje. Juan Carlos se desmovilizó en Valparaíso como jefe de las autodefensas en esa parte de Caquetá del Frente Andaquíes y posteriormente fue asesinado. Jhon Eduard Monje hizo parte de la unidad legislativa de Almario en el Congreso.
Según alias ‘Paquita’, Juan Carlos Monje también era narcotraficante que por un tiempo trabajó con las Farc pero luego pasó a ser parte de las autodefensas.

Los Nexos con las Farc
En junio de 2011 La Procuraduría General de la Nación formuló pliego de cargos al ex representante a la Cámara por Caquetá Luís Fernando Almario por sus presuntos vínculos con las Farc y su responsabilidad en los asesinatos del representante a la Cámara Diego Turbay Cote, su madre y cuatro personas más realizado por las Farc en el 2000 en Caquetá.
Almario había sido capturado en febrero de 2008 por orden de un fiscal de Derechos Humanos que lo vinculaba con las Farc como presunto autor intelectual de estos asesinatos que ocurrieron el 29 de diciembre del 2000. El crimen ocurrió en la vía que conduce de Florencia a San Vicente del Cagúan (Caquetá).
Durante la investigación, Almario renunció a su fuero parlamentario por lo que el caso pasó de manos de la Corte Suprema a instancias de un juzgado especializado de Bogotá. En octubre de 2008, un fiscal delegado ante la Corte Suprema dictó resolución de acusación contra el político como responsable del delito de homicidio.
Por este proceso Luis Fernando Almario recobró su libertad en mayo de 2009 después de que el juez especializado de Bogotá, Carlos Enrique Tobón, ordenó su libertad por considerar que se vulneró su derecho al debido proceso. El juez decidió que el expediente de Almario se devolviera a la fase de instrucción pero el proceso sigue vigente.
1 de agosto de 2012
31 de julio de 2012
cc verdad abierta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s