Home

[Argentina] [Comienza juicio a ex general por crimen de sacerdotes. La acusación es secuestro, torturas y asesinato de los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville, perpetrado en julio de 1976, durante el último régimen militar, en la localidad riojana de Chemical.]

Un tribunal oral de la provincia argentina de La Rioja comenzó este jueves el juicio en contra del ex general Luciano Benjamín Menéndez y a otros dos acusados por el crimen de 2 sacerdotes ocurrido en la última dictadura militar (1976-1983).
Los magistrados José Camilo Quiroga Uriburu, Jaime Díaz Gravier y Carlos Julio Lescano iniciaron el proceso tras varias horas de atraso a la espera del traslado hasta los tribunales de los imputados.
Además de Menéndez, ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, son sometidos a juicio el ex comisario Domingo Benito Vera y el ex comodoro Luis Fernando Estrella.
Los tres están acusados del secuestro, torturas y asesinato de los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville, perpetrado en julio de 1976, durante el último régimen militar, en la localidad riojana de Chemical.
El proceso oral, por el que se espera desfilen cerca de un centenar de testigos, no será televisado por decisión del juzgado.
El inicio del juicio fue varias veces postergado por presentaciones de la defensa de Menéndez, que alegó que el ex uniformado, de 84 años, no estaba en condiciones de afrontar el juicio por razones de salud.
Pero esta jornada el tribunal determinó lo contrario tras recibir un informe de peritos médicos que examinaron a Menéndez, quien acumula seis condenas a prisión perpetua por delitos perpetrados durante la dictadura.
Conocidos como los “mártires de Chemical”, Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville fueron secuestrados la noche del 18 de julio de 1976 por civiles armados que se identificaron como miembros de la Policía y al día siguiente sus cuerpos, con claros signos de tortura, fueron hallados a pocos kilómetros de Chemical.
Murias, Longueville y un laico, Wenceslao Pedernera, formaban parte de la misión pastoral del obispo Enrique Angelelli, cuya muerte en un supuesto accidente de tránsito es ahora objeto de una investigación judicial por homicidio.
“Es un día histórico para todos los argentinos. No sólo porque seguimos avanzando en la lucha por la memoria, la verdad y la justicia sino porque es una forma más de reivindicar el ejemplo y el compromiso del padre Angelelli, por el que también esperamos que algún día se inicie una investigación”, dijo el secretario de Derechos Humanos argentino, Martín Fresneda.
Una semana después del crimen de los dos sacerdotes, el cuerpo de Pedernera, también con signos de haber sido torturado, fue encontrado en la localidad riojana de Chilecito.
Murias era un sacerdote franciscano nacido en la central provincia de Córdoba, mientras Longueville, nacido en Francia, se trasladó para ejercer su misión en Argentina y ambos trabajaban con Angelelli, conocido por su labor pastoral entre los pobres.
Angelelli, obispo de La Rioja, falleció el 4 de agosto de 1976, cuando la camioneta en el que viajaba junto al sacerdote Arturo Aído Pinto volcó.
Según las investigaciones judiciales, el obispo llevaba en el vehículo documentación sobre los asesinatos de Murias y Longueville, ocurridos dos semanas antes.
Hace dos años la Justicia reabrió la causa por la muerte de Angelelli y en julio pasado la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba determinó que el “homicidio” del obispo y la “tentativa de asesinato” de Pinto se enmarcaron “en el plan sistemático de eliminación de personas desplegado por las Fuerzas Armadas” durante el régimen de facto.
Por esta última causa están bajo investigación, además de Menéndez y Estrella, el exdictador Jorge Rafael Videla.
Según registros de organizaciones humanitarias, durante la denominada “guerra sucia” 19 sacerdotes desaparecieron o fueron asesinados, otros 11 fueron secuestrados, torturados y liberados, y 22 detenidos a causa de persecución política.
Entre las víctimas de la dictadura -30.000 para los organismos humanitarios-, también hubo 11 seminaristas y cuatro religiosos, entre estos últimos las monjas francesas Leonie Duquet y Alice Domon.
@la nación
18 de agosto de 2012
16 de agosto de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s