Home

[Tocopilla, Chile] [La asombrosa historia del Nostradamus tocopillano y su maestro, el hermano Luis. Espiritismo, sanaciones, ovnis, diálogos con Dios y profecías del fin del mundo son parte de los anales de estos iluminados que nacieron y trabajaron en la Segunda Región.]

[Rodrigo Ramos Bañados] En esta crónica hay dos historias que de algún modo se cruzan. La primera brota en la calle Tacna, donde todavía se recuerdan las habilidades para curar de quien llamaban el médico Luis o el hermano Lucho. La segunda historia no menos sorprendente, aparece en Nat Geo que se ve en la TV Cable y revive la historia de un tocopillano conocido hoy en Perú y Argentina como Alfa y Omega que escribió alrededor de 6 mil rollos según él, inspirado por Dios y los extraterrestres.

El Zapatero Lucho
Don Hugo Ossandón, 85, ex maquinista del ferrocarril, recuerda que al señor Luis Escobar Vargas (1897/1979), de rostro redondo, blancuzco, algo bajo y trato amable también era conocido como el zapatero Lucho en Antofagasta. Lo de zapatero era pues el hombre también arreglaba zapatos.
Don Hugo nos lleva a la casa donde hace por lo menos cuatro décadas, atendía el médico Luis.
Hoy la casa, ubicada en el pasaje Tacna (adyacente a la calle Tacna) de la “Perla del Norte”, dice Don Hugo, fue completamente remodelada; es otra familia quien habita el inmueble. Golpeamos y nadie abre la puerta. Un gato mira desde arriba y luego se esfuma entre las calaminas.
El antiguo maquinista sin que le pregunte, aclara que hoy nadie en el barrio ha llegado comentando sobre fenómenos paranormales. Luego el hombre se rasca la frente, y dice que lo del médico Luis fue algo así como un momento.
Don Hugo se instala a un costado del desolado pasaje que desemboca en la calle Iquique y afirma que la gente decía que el hermano Luis hacía algo así como brujerías positivas. En un momento la casa del hombre se llenaba; se formaban filas, todos buscaban sanidad para sus dramas.
Por alguna razón el hermano Lucho sanaba los jueves.
El hombre diagnosticaba los males y entregaba recetas, todo esto mientras estaba en trance; hablaba también de ovnis.
Lo singular es que era analfabeto y se le escuchaba hablar en alemán.
Según decían, un médico alemán (¿sería un fugitivo nazi?) que residía en Bolivia era el que se “introducía” en su cuerpo y mente y de esta manera atendía los visitantes.
Don Hugo, a quien la apasiona hablar del tema afirma que el médico Luis nunca cobraba por las atenciones.
En consecuencia esa ética hizo al médico Luis ganarse el respeto de los vecinos; otros lo miraban con temor por su afición al ocultismo. En general era un hombre que no pasaba desapercibido por la vida.
Don Hugo nos ofrece indicarnos la tumba del médico Luis en el cementerio, para comprobar un detalle que le inquieta.
Es fácil llegar a la tumba pues está detrás, previo pasillo angosto, del sombrío mausoleo de la familia Camus. Un candado protege el sepulcro de quien fuera el zapatero Lucho. Don Hugo me indica hacia arriba. Se trata de una doble cruz o cruz de Lorena ubicada sobre la tumba. Le digo que es un símbolo vinculado al ocultismo (el símbolo también es adoptado por los Caballeros Templarios y la Francmasonería).
Al intentar mirar dentro de la tumba, alcanzamos a ver una grabación de un favor concedido por el hermano Luis para Gladys y familia.

El Señor Alfa Omega
Podríamos terminar esta historia en la tumba del hermano Luis, sin embargo este hombre mantenía vínculos con quien es quizás uno de los más enigmáticos personajes nacido por estos lados. Se trata del señor Alfa y Omega.
Ambos mantenían contacto a través de misivas. Puede decirse que el hermano Luis fue algo así como uno de los primeros que creyó en el señor Alfa y Omega.
Desde hace un tiempo el canal por cable Nat Geo, emite un documental sobre las distintas creencias a favor de las profecías mayas y el año 2012.
De esta manera, surge Luis Antonio Soto Romero, nacido en Tocopilla (en la televisión lo dan como en Antofagasta), que vivió entre 1931-1978, conocido como Alfa Omega (o Alfa y Omega), un iluminado, creador de una doctrina que en Argentina y Perú tiene gran cantidad de seguidores, y que decía se comunicaba directamente con Dios.
Según la biografía del señor Soto Romero, realizada por sus seguidores, desde que tenía 7 años de edad empezó a tener comunicación y telepatía con Dios y los Platillos Voladores. Él percibía Vibraciones de corriente eléctrica en el cuerpo, en las que había criaturas provenientes de Alfa y Omega de la Galaxia Trino.
A los 30 años, nuestro profeta tocopillano comienza a comunicarse con un tal Padre Jehová, así le llama.
Las revelaciones suman y ahora su misión encargada por Dios es dar a conocer la Nueva Doctrina. Su convicción llama la atención de la masonería y rosacruces. En una reunión con estos, nuestro personaje expone sobre presencia de los platillos voladores, sobre el presente y el futuro de la humanidad, el anunció del triunfo de un presidente socialista, que después lo iban a asesinar y que iba ha ver una revuelta en Chile; asunto que se cumplió.
Sin embargo por su posición de izquierda, Soto Romero debe salir de Chile y alcanza Perú. Así, a la edad de 43 años, obtiene la primera entrevista periodística en el Correo de Tacna; dónde se da a conocer como un vidente que habla con Dios y mantiene 3000 pliegos escritos.
Su caso prende como papel de diario en Perú. Responde más entrevistas y logra un grupo de seguidores.

Nostradamus de Tacna
En 1975, ya consolidado, publica dos libros en Lima, Perú: ‘Cómo construir un platillo volador dictado por Jehová’ y ‘El origen de las moléculas’. Las entrevistas le llueven en Lima. En una de estas anuncia que al capitalismo le queda muy poco, empezando su caída a partir del año 2000.
Luego manifiesta que el Juicio Final está muy cerca y será nación por nación, hombre por hombre, molécula por molécula; ojo por ojo y diente por diente.
En ese momento, 1977, ya llevaba escrito como 4 mil rollos. Al hombre le quedaban dos años de vida.
Sus últimos años los pasa escribiendo sobre ovnis. Asegura también que los ovnis están en la Tierra desde antes que apareciera el hombre y están constituidos por jerarquías solares, razón por la cual el hombre ha visto ovnis de diferentes formas.
Alfa y Omega murió en Lima el 2 de cctubre de 1978. Había escrito algo así como 6 mil rollos.
31 de agosto de 2012
28 de agosto de 2012
©estrella de antofagasta

Un pensamiento en “nostradamus de tocopilla

  1. Hola:
    Nuestro agradecimiento al hermano que comparte esta Historia del Divino Maestro de Maestros; Cristo Jesus que una vez mas ya esta en la tierra:

    Quieren ver su fruto intelectual; pueden ingresar a este link:

    http://alfayomega.com.pe/audios.php La Voz del Divino Maestro

    http://alfayomega.com.pe/divinosrollos.php Divinos Rollos

    http://alfayomega.com.pe/divinasleyes.php Divinas Leyes

    Para mas referencia ver http://www.alfayomega.pe
    Saludos fraternales
    Desde Lince Lima Peru

Responder a Alfa Omega Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s