Home

[Arkansas, Estados Unidos] [Persisten preguntas sobre muerte de detenido en coche policial].

[Christine Hauser] En una oscura calle suburbana en Jonesboro, Arkansas, la policía arrestó el mes pasado a un joven llamado Chavis Carter. Lo cachearon, lo esposaron y lo subieron a la parte de atrás de un patrullero.
Pero lo que empezó como una detención rutinaria dio un giro fatal. Cuando los agentes se disponían a trasladar a Carter a la cárcel, lo encontraron desplomado, con las manos todavía esposadas por detrás, empapado en sangre. De acuerdo al parte policial, se había disparado él mismo en la cabeza, ocasionándose la muerte.
En las semanas que han pasado desde la muerte de Carter, 21, se han examinado detalladamente los procedimientos policiales, y las peticiones de justicia han encendido Twitter y Facebook.
Han circulado peticiones online, unas exigiendo una investigación, otra pidiendo la renuncia del jefe de la policía de Jonesboro, Michael Yates. Se han organizado protestas en Mississippi, donde nació Carter; en Tennessee, donde tiene familia; y en Arkansas. La prensa local ha publicado los informes internos de los agentes de policía implicados, que fueron apartados del caso con un permiso administrativo.
El FBI y la fiscalía están supervisando el caso. Sin embargo, las preguntas más apremiantes siguen sin respuesta.
El lunes, la muerte de Carter fue explicada como suicidio, sobre la base de la herida y de “las conclusiones de la investigación” de la policía de Jonesboro. El informe de la autopsia fue emitido después de que la policía tomara la inusual decisión de crear una representación en video para reforzar su versión del caso; el video muestra a los agentes retorciéndose en el asiento trasero de un patrullero y apuntándose a la cabeza con armas de imitación, con las manos esposadas.
Stephen A. Erickson, médico forense que estuvo a cargo de la autopsia, dijo en una entrevista que el polvo de pólvora y la quemadura en la herida de Carter quieren decir que el arma estuvo muy cerca de su cabeza, lo que sería típico de un suicidio. Pero agregó que esa herida también podría indicar que le dispararon a corta distancia.
“Anatómicamente, las dos cosas no se pueden distinguir”, dijo. “Las circunstancias de la muerte se basan ciertamente en las conclusiones de los investigadores, si se aceptan sin cuestionarlas”.
Los resultados toxicológicos mostraron que Carter tenía metanfetamina y otras drogas en el cuerpo.
Benjamin A. Irwin, abogado de la Firma Cochran, que representa a la familia de Carter, dijo que el informe de la autopsia descansaba pesadamente en la versión policial. Un problema pendiente, dijeron Irwin y otros, es cómo pudo Carter haber ocultado una pistola semiautomática Cobra calibre 38 a los agentes, que dijeron que lo habían cacheados dos veces.
Irwin dijo que también quería saber si se había investigado a otros por restos de pólvora, y cómo podía alguien recibir un disparo fatal estando bajo custodia de la policía. El informe de la autopsia también dice que recibió el disparo en la sien derecha, mientras que la familia de Carter dice que era zurdo.
“Sabemos que Chavis murió porque recibió un disparo en la cabeza, que es lo que dice el informe”, dijo Irwin en una declaración por email. “Lo que la familia Carter debe saber es por qué”.
Justo antes de las diez de la noche del 28 de julio, de acuerdo al parte policial, los agentes Keith Baggett y Ron Marsh respondieron cada uno en su patrullero para dirigirse a la calle Haltom, después de que alguien llamara al 911 para informar que una camioneta blanca circulaba con los focos apagados, y otros dos jóvenes fueron hechos descender y cacheados.
Los otros dos hombres, que son blancos, fueron interrogados y se les permitió marcharse. Los agentes dijeron que encontraron una pequeña cantidad de marihuana en la ropa de Carter, que era negro, así como bolsas “de las utilizadas comúnmente para envolver drogas” en su bolsillo; también se enteraron de que existía contra él una orden de detención pendiente en Mississippi relacionada con un caso de libertad condicional. Fue esposado y subido al patrullero del agente Marsh.
En el video del tablero policial filmado durante la detención, se oye una voz de mujer preguntando al agente qué harían con Carter; el agente Baggett dijo que Carter identificó a la mujer como su tía. “En ese momento vi un vehículo dirigiéndose hacia el norte y luego oí un fuerte golpazo con un sonido metálico”, informó el agente Baggett. Él y el agente Marsh se dirigieron hacia sus vehículos y estaban a punto de marcharse, dijo, cuando el agente Marsh hizo un ademán y “dijo que Carter se había disparado”.
El informe del agente Marsh no es público.
En el patrullero, escribió el agente Baggett, “vi a Carter sentado, desplomado hacia adelante, con la cabeza en su regazo”.
“Sus manos estaban todavía esposadas por la espalda”, escribió el agente Baggett, describiendo a Carter como empapado en sangre y todavía respirando. Los agentes llamaron a una ambulancia.
Una testigo, Jamie Anderson, dijo que durante un interrogatorio en la comisaría había oído el sonido “parecido al disparo de un arma” y que luego vio a los agentes correr hacia el patrullero. Irwin, el abogado, señaló que los videos del tablero habían sido intervenidos. “Se dice que Chavis perdió la vida en esos momentos y lo que queremos saber es qué pasó en esos tres minutos”.
1 de septiembre de 2012
21 de agosto de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s