Home

[Alabama, Estados Unidos] [Restauración de monumento a líder de la organización racista Ku Klux Klan enciende debate].

[Miranda Leitsinger] La restauración de un monumento en homenaje a un general confederado de la Guerra Civil, que fue el primer “Grand Wizard” del Ku Klux Klan, está una vez más provocando polémica en Selma, Alabama, once años después de que manifestantes lo retiraran de un terreno público.
El monumento está siendo reparado después de que el busto del general Nathan Bedford Forrest fuera robado desde el monumento de granito de dos metros 13 centímetros de alto en un cementerio de Selma, informó The Birmingham News. Una organización conocida como Amigos de Forrest la están remplazando, de acuerdo a la prensa local; y las Hijas Unidas de la Confederación están agregando un pedestal y vallas para dificultar su robo, dijo a NBC News el presidente del Consejo Municipal de Selma, doctor Cecil Williamson.
“Yo recomiendo a este hombre [Forrest] para que los jóvenes modelen su vida sobre la suya”, dijo a la organización local WSFA 12 News de NBC, Todd Kiscaden, de Amigos de Forrest. “Siempre dirigió desde el frente. Siempre hizo lo que dijo que haría. Se preocupaba por su gente, y su gente incluía a las dos razas”.
No todo el mundo recuerda al general de esa manera.
Aunque Forrest fue uno de los mejores generales de la Confederación y su mejor comandante de caballería, era un “racista extremo”, dijo a NBC News Mark Pitcavage, experto en historia militar y extremismo de derechas de la Liga Antidifamación.
La restauración de un monumento en homenaje al fundador del Ku Klux Klan ha provocado la indignación de los críticos que exigen la paralización de las obras, informa Samuel King, de WSFA.
Los hombres bajo su mando asesinaron “a sangre fría” a doscientos cincuenta soldados negros que luchaban por la Unión que habían sido capturados en Fuerte Pillow, en Tennessee, dijo Pitcavage. “Nadie ha probado conclusivamente que la carnicería la haya ordenado Forrest mismo, pero ese era el tipo de cosas que toleraba que sus hombres hicieran”, agregó. Una comisión parlamentaria federal que investigó la matanza del 12 de abril de 1864 recibió testimonios de que al menos doscientos soldados negros fueron asesinados después de haberse rendido en Fuerte Pillow.
“Este es un hombre que asesinó a soldados afroamericanos que se habían rendido, que ya no eran una amenaza para nadie”, dijo a WSFA el senador Hank Sanders, demócrata de Selma. “Y sin embargo estamos hablando de un monumento en su homenaje”.
Forrest, esclavista y traficante de esclavos, fue nombrado el primer Grand Wizard –o líder supremo, la posición más alta del KKK- del Ku Klux Klan- en una reunión en abril de 1867, de acuerdo a Pitcavage y la Liga Difamación.
“Aunque era el titular de todo el Ku Klux Klan, en la práctica no tenía gran influencia más allá de Tennessee. No es como ahora con internet, que pudiera guiar a sus seguidores en todo el país”, dijo Pitcavage.
El Klan era “increíblemente violento”, cometiendo innumerables asesinatos y quemando escuelas e iglesias, llevando a Forrest a desmantelarlo en 1868 debido a que el gobierno de Grant decidió enviar tropas al Sur para mantener el orden público, dijo Pitcavage.
“Todo lo que hizo [Forrest] fue emitir una orden formal para mantener las apariencias, sabiendo que el Klan no iba a desaparecer y el Klan no desapareció. Continuó a toda máquina durante varios años, aunque después de eso dejó de ser oficialmente su líder”, dijo.

Indignación Pública cuando Se Erigió Estatua
El primer monumento a Forrest fue levantado en propiedad pública en octubre de 2000 con el permiso del gobierno local de la época. La gente le arrojaba basura y realizó un simulacro de linchamiento, amarrándolo con una cuerda, como protesta, dijo Williamson. Con la elección de un nuevo alcalde y “el grado de indignación de parte de la comunidad sobre el hecho de que estuviera emplazada en una propiedad pública”, el consejo del ayuntamiento decidió su retiro en 2001, agregó.
El nuevo sitio es un terreno de tierra donado a las Hijas Unidas de la Confederación en 1877, dijo Williamson, agregando que creía que la organización era la propietaria del terreno. Los intentos de NBC News de contactarse con la organización no dieron fruto.
“Desde que fuera retirado estuvo básicamente en el mismo lugar durante los últimos once años hasta que robaron el busto”, dijo Williamson. “Era como si la mayoría de la gente de la ciudad no supiera o no le importara de que estaba en el cementerio”.
Pero Malika Sanders-Fortier, que se describió a sí misma como una líder comunitaria de Selma, empezó una petición para que el consejo municipal retirara el monumento.
“Los monumentos que celebran el racismo violento y la intolerancia no tienen cabida en este país, menos aun en una ciudad como Selma, donde todavía viven las familias que fueron atacadas por el Klan”, escribió en su petición, que hasta el miércoles llevaba recogidas más de quince mil firmas.
Pero Williamson dijo que no era un asunto que pudiera resolver el ayuntamiento, observando que el monumento no pertenecía al gobierno local y que, por lo que sabía, tampoco estaba en propiedad pública.
2 de septiembre de 2012
22 de agosto de 2012
©usnews
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s