Home

[Actriz. Fue la madre de Superman].

[Denise Grady] Murió el martes en Longwood, Florida, la actriz Phyllis Thaxter, que empezó su carrera en Hollywood con una película de guerra durante la Segunda Guerra Mundial, venció al polio cuando estaba embarazada y luego empezó una carrera como actriz que la conduciría a su último papel como la madre de Superman. Tenía 92 años.
Su muerte fue confirmada por su hija, Skye Aubrey, que explicó que Thaxter sufrió la enfermedad de Alzeimer durante los últimos ocho años.
Elogiada frecuentemente por infundir una tranquila inteligencia a sus roles, Thaxter hizo su debut en el cine en 1944 con ‘Treinta segundos sobre Tokio’ [Thirty Seconds Over Tokyo], la película de Mervyn LeRoy basada en la verdadera historia del primer bombardeo estadounidense de Tokio, comandado por el teniente coronel James Doolittle (Spencer Tracy). Thaxter fue la esposa de un piloto (Van Johnson), que se ofrece voluntariamente –con su apoyo – para la misión, pese a que está embarazada. Él llega casa malamente herido.
Aubrey contó que su madre había continuado recibiendo correspondencia de admiradores a medida que las nuevas generaciones descubrían la película. “Recibió una carta de Australia el día en que murió”, dijo.
Contratada por MGM y luego por Warner Brothers, en los años cuarenta y principio de los cincuenta Thaxter trabajó en más de una docena de películas, a menudo destinada a ser la chica buena y leal al lado de su hombre en problemas o en peligro.
Entre sus películas se incluyen ‘Mar de hierba’ [The Sea of Grass], con Spencer Tracy y Katharine Hepburn; ‘Sangre en la luna’ [Blood on the Moon], con Robert Mitchum; ‘Con fuego en su corazón’ [She’s Working Her Way Through College], con Ronald Reagan; ‘El honor del capitán Lex’ [Springfield Rifle], con Gary Cooper; ‘Jim Thorpe, el declive de un campeón’ [Jim Thorpe — All American’, con Burt Lancaster; y ‘Punto de ruptura’ [The Breaking Point], con John Garfield y Patricia Neal.
En agosto de 1952, Thaxter fue a nadar en las gélidas aguas de la Isla Cushing, Maine, y perdió repentinamente todo el vigor de sus piernas. Su hermano la rescató. Fue el primer síntoma de polio.
Thaxter, que estaba embarazada, terminó con un pulmón de hierro porque la enfermedad había debilitado los músculos necesarios para respirar. Semanas después, sin embargo, le dieron de alta en el hospital. Dio a luz a un saludable hijo en enero siguiente.
El encuentro con la polio la dejó con los problemas de nervios que le provocaban dolor en los pies, contó su hija, aunque “nunca se quejó”.
Durante los años cincuenta, Thaxter empezó una prolífica carrera en televisión. Entre la docena de series en las que apareció, se encuentran ‘Caravana’ [Wagon Train], ‘La dimensión desconocida’ [The Twilight Zone; En los límites de la realidad]; ‘El fugitivo’ [The Fugitive] y ‘La reportera del crimen’ [Murder, She Wrote; Se ha escrito un crimen].
En ‘Superman’, el éxito de taquilla de 1978, con Christopher Reeve, ella y Glenn Ford fueron la pareja de granjeros sin hijos formada por Ma y Pa Kent, que tropiezan con un bebé expósito en circunstancias especiales y lo adoptaron, y pronto se dieron cuenta de que decir que era dotado y talentoso habría sido una obviedad.
Phyllis St. Felix Thaxter nació el 20 de noviembre de 1919, en Portland, Maine. Su padre, Sidney, era juez de la Corte Suprema de Justicia; su madre, Phyllis Schuyler, era periodista y actriz shakespereana.
Thaxter estudió en el Teatro de Repertorio de Montreal en los años treinta y se hizo camino hacia Broadway, donde Alfred Lunt y Lynn Fontanne la contrataron para una suplencia. En Nueva York conoció al actor Montgomery Clift.
“Estaban muy enamorados”, dijo Aubrey sobre su madre y Clift. “Hablaron de casarse. Hicieron los preparativos de la boda. Y entonces él descubrió que era homosexual”.
Thaxter y Mr. Clift siguieron siendo buenos amigos, dijo Aubrey.
Thaxter estaba cosechando entusiastas reseñas por la comedia ‘Claudia’ cuando la invitaron a Hollywood para una prueba y la contrataron para ‘Treinta segundos sobre Tokio’.
En una revista poco después, dijo que no sentía que pertenecía a Hollywood porque no era ni elegante ni guapa. En realidad, Internet Movie Database dice sobre ella que “era tan natural y poco glamorosa que tendía a fundirse en los muebles mientras las actrices más despampanantes a menudo se robaban la película y salían en el telediario”.
En 1944 Thaxter se casó con James T. Aubrey Jr., que dirigió CBS y luego MGM. Se divorciaron en 1962. Su segundo matrimonio, con Gilbert Lea, duró 46 años, hasta su muerte en 2008.
Además de su hija, a Thaxter le sobreviven su hijo James W. Aubrey; dos hijastros, Ann Fries y Thomas Lea; cinco nietos; un biznieto; y varios nietastros.
En sus últimos años, Thaxter contó a sus hijos que algunas de sus relaciones fuera de la pantalla con hombres importantes habían ido más allá del coqueteo.
“Mi madre fue siempre la vecinita”, dijo Aubrey. “Bueno, la pasó bien”.
7 de septiembre de 2012
19 de agosto de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s