Home

[Argentina] [Aguardan el veredicto por el crimen de Christian Domínguez en la 1ª de Berisso. A la espera de una sentencia. Christian Domínguez murió asfixiado con su cinturón en la comisaría 1ª de Berisso, en 2005. Pidieron perpetua para tres ex policías por tortura seguida de muerte y cinco años para otro. El miércoles al mediodía darán el veredicto en La Plata.]

El próximo miércoles al mediodía, en los Tribunales de La Plata, se dará a conocer el veredicto por el juicio que se les sigue a tres ex policías acusados de torturar y matar en 2005 al joven Christian Domínguez, que fue ahorcado tras estar detenido en una comisaría de Berisso. Se trata de Germán Cernuschi, quien se desempeñaba como oficial de servicio de la comisaría primera de esa localidad; el ex subcomisario Luciano Príncipi, y quien se desempeñaba como “imaginaria”, Víctor Gómez. Los tres fueron acusados por la fiscal Rosalía Sánchez de “torturas seguida de muerte”, por lo que se pidió al Tribunal Oral N° 3 de La Plata la pena de “prisión perpetua”, mientras que para el ex ayudante de guardia Leandro Antonelli, imputado por “encubrimiento” y “falsedad documental”, solicitaron cinco años de prisión.
Domínguez fue detenido el 5 de febrero de 2005 por policías de la 1ªde Berisso, tras ser hallado en estado de ebriedad en la calle. El hombre de 30 años fue alojado en la celda de contraventores, donde –según versión policial– pocas horas después “se ahorcó con un cinturón”. La familia impulsó la investigación junto a la asociación Miguel Bru.
Hubo demoras y cambios de fiscales (el primero, Leandro Heredia, no se presentó en la comisaría y dejó la investigación en manos de la Bonaerense). La segunda autopsia realizada por peritos de la Suprema Corte, determinó que había sido estrangulado y que murió “a causa de un síndrome asfíctico compatible con la acción de terceros”. En diálogo con Página/12, Pedro Domínguez, padre de la víctima, señaló que “esperamos que se haga justicia”. “Queremos que haya una sentencia ejemplar, ya que desde hace siete años venimos luchando contra todos los obstáculos que presentó la causa”, añadió.
“El juicio debía comenzar en 2010, lo pasaron al año siguiente, luego para el 5 de marzo de este año y por último se inició el 30 de julio pasado. En todo ese tiempo hubo testigos amenazados y no se realizaron varias contrapruebas que solicitamos”, advirtió Domínguez. Además, dijo que para ocultar lo sucedido personal policial “hizo desaparecer los paquetes vasculonerviosos del cuello, borrando una prueba que era fundamental para la investigación. También, desaparecieron partes del cinto con el que dicen que mi hijo se ahorcó y su ropa, todo esto da para sospechar que algo están ocultando”.
Los testigos, varios de ellos detenidos que se encontraban en la Comisaría 1a de Berisso cuando ingresó la víctima, aportaron datos que llevaron a la detención de los tres policías, al igual que del ayudante de guardia Antonelli. “Testigos acreditaron las torturas y el hostigamiento que sufrió Christian y todas las personas que llegaban a esa comisaría. Fue muy importante el aporte de ellos, quienes escucharon, vieron y nombraron a todos los pegadores”, agregó el padre de la víctima.
“Estos fueron siete años de lucha, de no estar tranquilos hasta que los responsables paguen por lo que le hicieron a Christian. Toda la familia espera con expectativas un veredicto justo –añadió–. Esperamos que los jueces no miren hacia un costado ya que mi hijo no se suicidó y todo esto pudo comprobarse, a pesar de las idas y vueltas en la causa.”
Según afirmó la fiscal Sánchez en su alegato, “a Christian Domínguez lo privaron de su libertad, lo golpearon y lo mataron”. Asimismo, remarcó que “los golpes eran sistemáticos en esa seccional” y destacó que “el hombre fue golpeado luego de ser llevado a reconocimiento médico, para que no quedaran constancias de las lesiones”.
También, la fiscal explicó que “el grado de alcohol en sangre que presentaba la víctima hace imposible que Domínguez pueda haber realizado un nudo en el cinto”. “No coordinaba sus movimientos, no estaba psíquicamente apto para tomar la decisión de matarse. No tenía motricidad pura”, agregó.
En tanto, los policías imputados se declararon inocentes y la defensa coincidió en afirmar que “lo único que quedó acreditado en este debate es que el joven se suicidó”.
[Informe de Sabrina Améndola.]
17 de septiembre de 2012
©página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s