Home

[La policía de Nueva York instalará cámaras de video en todas las comisarías del cuerpo. Se registrarán en video los interrogatorios de detenidos en casos de delitos graves, y se mejorará la rueda de reconocimiento de sospechosos. Editorial NYT].

En una importante mejora de sus procedimientos, que tendrá probablemente implicaciones a nivel nacional, el Departamento de Policía de Nueva York ha adoptado una amplia política para grabar los interrogatorios de detenidos en casos de homicidio, delitos sexuales graves y casos de agresión.
El comisionado Raymond Kelly anunció la iniciativa la semana pasada. Con el fin de reducir las confesiones falsas y reforzar la credibilidad e integridad de la policía y de la justicia, el proyecto usará fondos privados de la Police Foundation para instalar cámaras de video en todas las comisarías de policía y convertir los interrogatorios grabados en video en el procedimiento normal. El proyecto descansa en un programa piloto de dos años en Brooklyn y en el Bronx, así como en las recomendaciones del Innocence Project y un grupo de trabajo creado por el juez presidente del estado, Jonathan Lippman.
Las confesiones falsas aparecen en casi un cuarto de los casos en que los individuos condenados fueron más tarde exonerados sobre la base de muestras de ADN. La grabación de las declaraciones de los sospechosos, observó Kelly correctamente, “pueden ayudar no sólo al inocente, a la defensa y a la acusación, sino además a fortalecer la confianza de la ciudadanía en el sistema de justicia penal al aumentar la transparencia sobre lo que se ha dicho y hecho”. Actualmente cerca de veinte estados y el Distrito de Columbia, por ley u orden judicial, exigen que los interrogatorios por algunos delitos sean grabados, de acuerdo al Colegio de Abogados del Estado de Nueva York. Dado el tamaño de la Ciudad de Nueva York y su reputación como líder en la lucha contra la delincuencia, su adopción de los interrogatorios grabados está destinada a tener influencia.
A principios de año, la legislatura de Nueva York rechazó inopinadamente un proyecto de ley respaldado por Lippman que exigía grabar en video los interrogatorios en los casos graves en todo el estado. El proyecto de Kelly, aunque elogiable, no puede substituir la implementación de normas uniformes válidas en el estado que exigen el registro en video de los interrogatorios ni la rectificación de procedimientos de ruedas de reconocimiento distorsionados, otra causa importante de condenas injustas.
30 de septiembre de 2012
©new york times

cc traducción @lisperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s