Home

[Chile] [Casinos ilegales tientan a jugadores en toda la zona sur. Según la Bride, el Código Penal y la Superintendencia de Casinos, la administración de un local sin permiso y con fines de lucro, es un delito económico. Investigan nexos entre dos casas usadas con en este fin en Temuco y Valdivia.]

La adrenalina de la apuesta y el deseo de pasar un buen momento con los amigos probando suerte en un juego de azar, a veces le puede pasar la cuenta a personas comunes y corrientes. Pocos saben que, en caso que a alguien lo sorprendan jugando en un casino ilegal, podría arriesgar desde 61 hasta 240 días de cárcel en caso de reincidencias.
Este tema se encuentra instalado en la agenda regional luego que se descubriera un casino clandestino en Valdivia y en él fuera detenido el concejal Marcos Ilabaca, quien aseguró que no se trata de una actividad ilegal.
Según la Superintendencia de Casinos y Juegos, organismo que controla el negocio de los casinos en Chile, se entiende por juegos de azar a aquellos cuyos resultados no dependen exclusivamente de la habilidad o destreza de los jugadores, sino esencialmente del acaso o de la suerte, y que se encuentran señalados en el reglamento respectivo y registrados en un catálogo de juegos.
Dentro de la normativa, un casino de juego es un recinto cerrado, en cuyo interior se desarrollan los juegos de azar autorizados, se reciben apuestas, se pagan los premios correspondientes y funcionan los servicios anexos como restaurante, bar, salas de evento y cambio de moneda extranjera.
Sólo la Superintendencia de Casinos puede otorgar licencia de explotación que es el permiso para juegos de azar. Esta licencia tiene carácter de instransferible o inembargable. Esto significa que cualquier casa donde se realicen apuestas de dinero en la que un administrador sea central, cae en delito económico.
Para la Superintendencia de Casinos no están en regla aquellos locales que no cuentan con la infraestructura exigida ni con las medidas de seguridad y otros requisitos, además de que hay que pagar impuestos.

Casas Clandestinas
El comisario Gaspar Montero, de la Brigada de Delitos Económicos (Bride), fue enfático al indicar que “el Código Penal sanciona a quienes administren o mantengan un casino de juegos ilegal y también sanciona a quienes van a jugar ahí”.
El comisario de la PDI dijo que en este tipo de casos es frecuente que se utilice una casa habitación donde, se identifica que el recinto no tiene mobiliario como cualquier casa habitación, pero sí posee mesas de póker u otro elemento que implique que se realizan juegos de azar con apuestas.
Montero dijo que son los vecinos los que hacen las denuncias, intrigados por la constante presencia de personas o mucho movimiento de vehículos, que los hace sospechar que hay alguna situación ilegal.
“A la gente en los barrios no les gusta que este tipo de actividades se realicen en sectores residenciales donde la gente busca la tranquilidad”, explicó.
El comisario puntualizó que jugar póker entre amigos no tiene nada de malo, pero cuando el contexto del juego pasa a un lucro donde los eventos se organizan con un administrador, ahí ya se transgrede la norma.
Añadió que es frecuente que en torno a los casinos ilegales se incurra en otro tipo de delitos, tales como infringir la ley de alcoholes. “Los casinos clandestinos pueden llevar potencialmente a otras conductas como cuando se vende alcohol o drogas”, expresó.

Otras Apuestas
Pero en el afán de vivir las apuestas hay una serie de otros juegos, algunos tradicionales y que para el común de la gente no necesariamente son ilegales, tal como las peleas de gallos o las carreras a la chilena, muy frecuentes en un ambiente campesino. A ellas también se puede agregar las apuestas en las carreras.
El comisario Montero manifestó que “la gente usa frases como ¡esto siempre se ha hecho! o ¿siempre ha sido igual! sin atender a lo que dice la ley que es una e igual para todos”. Agregó que en Chile está en vigencia la ley N° 4.566 de hipódromos, la que data desde 1929, y en ella están normadas las carreras de caballos. El Teletrak es legal en este caso, pues funciona bajo el alero del hipódromo y las apuestas están normadas de acuerdo a lo que ya señala la ley.
Distinta es la situación en las carreras a la chilena. El jefe de la Bride dijo que es complicado definir si dichos eventos representan un delito porque hay que entrar a clarificar si hay un administrador de por medio, sin embargo si la apuesta se hace entre amigos eso no incluye ninguna infracción a la normativa.
“Hay que ver caso a caso, cómo se desarrolla, si es que hay una organización detrás de ese tema o son apuestas de persona a persona. Si hay una organización con diferentes funciones como alguien que recibe las apuestas, otro que las cobre eso significa que se está entrando a lucrar”, precisó.
En el caso de las apuestas en peleas de gallos u otros animales, Montero puntualiza que en ellas hay maltrato animal, que es otro delito, por lo que ese tipo de eventos están prohibidos en el país.

Personas
Pero ¿qué pasa con las personas que administran un casino clandestino o que son sorprendidas por la justicia participando en este tipo de reuniones?
El comisario Montero expresó que las personas sancionadas incurren en un delito. “Esta es una infracción penal que tiene un presidio de grado mínimo de 61 días a 240 días. Lo más probable que muchas personas sean sorprendidas por primera vez y haya otras atenuantes- “Tal vez no vaya preso, pero si es sorprendido una segunda o una tercera ocasión probablemente si se vaya preso porque la ley le asigna una pena”, explicó el oficial y añadió que en el caso del administrador de un casino ilegal arriesga una pena de 61 días y hasta 5 años y 1 día de cárcel. En el caso de las personas que concurran a apostar arriesgan prisión o bien se puede conmutar por una multa de 11 a 20 sueldos vitales.
“Mucha gente ve esto como un juego, pero es necesario que comprendan que es un delito”, expresó el comisario.

Tragamonedas
Las máquinas tragamonedas también han sido cuestionadas en los últimos años por su uso en almacenes o locales comerciales de las ciudades, sin embargo no está tan clara su ilegalidad. Consultado por ese tema el comisario de la Bride dijo “la verdad es que ha habido diferentes opiniones al respecto. Algunos decían que para funcionar necesitaba de una patente municipal porque era competencia del Casino autorizado, pero otros dicen que se tenían que ajustar a la ley de casinos”. También precisó que para algunos las máquinas tragamonedas de los locales comerciales no son consideradas juego de azar, sino que de habilidad y destreza, pero a la hora de definirlo en cada caso hubo fallos diferentes.
Hasta ahora ni la Superintendencia de Casino y Juegos, ni otra entidad han sacado una norma que regule el buen uso de estas máquinas en el comercio, tanto en la importancia, distribución y en el funcionamiento.
18 de octubre de 2012
17 de octubre de 2012
©austral de valdivia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s