Home

[Chile] [Identifican a detenida desaparecida cuyo cadáver fue hallado en 2001. Se trata de una militante del MIR, cuyo rastro se perdió en octubre de 1977 hasta que sus restos fueron encontrados en una mina de la Cuesta Barriga.]

La justicia entregó este lunes la identidad de los restos de una mujer víctima de la dictadura de Augusto Pinochet, detenida desaparecida en octubre de 1977 y enterrada en una mina abandonada cerca de Santiago.
Según fuentes judiciales, se trata de Jenny del Carmen Barra Rosales, la primera chilena identificada con la técnica de análisis de ADN Nuclear y Mitocondrial realizada en un laboratorio internacional, que concluyó la identificación con un 99,9 % de certeza.
La ministra de la Corte de Apelaciones de San Miguel, María Soledad Espina Otero, explicó a los periodistas que los restos de Jenny del Carmen, militante del desaparecido Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), fueron encontrados en una mina abandonada en el sector de Cuesta Barriga, en 2001.
Recordó que la detenida desaparecida era estudiante de enfermería de la Pontificia Universidad Católica de Chile, cuando fue detenida por agentes del régimen militar el 17 de octubre de 1977, en San Bernardo.
La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro, dijo que si bien este tipo de hallazgos acercan a Chile a la verdad, también lo alejan de ella y de la justicia.
“Siempre que aparece algún trozo de verdad de lo ocurrido a nuestros familiares nos provoca dolor, lo reviven porque nos damos cuenta del nivel de maldad, porque vivenciamos la barbarie de lo que ocurrió (por ejemplo) en la llamada Operación Retiro de Televisores”, añadió la dirigente.
En diciembre de 1978, tras descubrirse los cuerpos de 18 campesinos y obreros en Lonquén, otra localidad cercana a Santiago, autoridades de la dictadura ordenaron la operación “retiro de televisores”, por la que los restos fueron desenterrados, echados en sacos y lanzados al mar.
La orden fue emitida por el dictador Augusto Pinochet a través de un criptograma de la comandancia en jefe del Ejército enviada a todos los regimientos del país a fines de 1978.
Los restos de Jenny del Carmen Barra corresponden a pequeños fragmentos que quedaron en la mina Los Bronces, en la Cuesta Barriga, a unos 60 kilómetros al noroeste de la capital chilena.
Según informes oficiales, durante la cruenta dictadura de Pinochet, unos 2.300 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que unos 1.192 permanecen aún como detenidos desaparecidos, mientras otros 28.000 sufrieron la tortura y la prisión por causas políticas.
22 de octubre de 2012
©la nación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s