Home

[California, Estados Unidos] [Es el primer estado que prohíbe el tratamiento para “curar” a menores de su homosexualidad].

[Eric Eckholm] California se ha convertido en el primer estado que prohíbe el uso en menores de las polémicas terapias para “superar” la homosexualidad, una decisión acogida con beneplácito por organizaciones de defensa de los derechos homosexuales de todo el país que dicen que las terapias han causado peligrosos daños emocionales a adolescentes homosexuales de ambos sexos.
“Este proyecto de ley prohíbe las “terapias” no científicas que han empujado a los jóvenes a la depresión y al suicidio”, dijo el gobernador Jerry Brown en una declaración el sábado después de promulgar la ley. “Estas prácticas no tienen base ni en la ciencia ni en la medicina, y ahora serán relegadas al cubo de la basura de la charlatanería”.
La ley, que entrará en vigor el 1 de enero, afirma que “ningún proveedor de servicios médicos” podrá ofrecer a menores terapias cuya intención sea cambiar su orientación sexual, incluyendo intentos de “cambiar conductas o expresiones de género, o eliminar o reducir la atracción sexual o romántica o los sentimientos hacia individuos del mismo sexo”.
La ley fue patrocinada por el senador del estado, Ted W. Lieu, y respaldada por una larga lista de asociaciones de médicos y psicólogos, así como defensores de los derechos de los homosexuales a nivel estadual y nacional. También se pronunciaron a favor de la prohibición ex pacientes que describieron las cicatrices emocionales que sufrieron después de ser obligados por sus padres a seguir la terapia, para descubrir que no podían o querían cambiar su orientación sexual.
Pero algunos terapeutas y líderes religiosos conservadores que fomentan esos métodos, de los que dicen que reducen el deseo homosexual, han condenado la nueva ley como una violación de la libre elección. Dicen que perjudicará a los jóvenes que quieren luchar contra la atracción homosexual por motivos religiosos u otros y advierten que provocará que más personas busquen ayuda que ofrecen personas no preparadas para ello.
El uso de severas técnicas de aversión, como descargas eléctricas o fármacos que inducen náuseas, para combatir el deseo homosexual prácticamente ha desaparecido. Pero durante las tres últimas décadas, algunos psicólogos han refinado la teoría de la “terapia reparativa”, que asocia los deseos homosexuales con heridas emocionales sufridas en las primeras fases de la infancia o provocadas, en algunos casos, por abusos sexuales.
Estos terapeutas dicen que con un tratamiento adecuado, miles de pacientes han logrado reducir la atracción homosexual y han reforzado el deseo heterosexual, aunque la mayoría de los terapeutas reconocen que las “curas” totales son poco frecuentes. Pero sus métodos han sido rechazados por homosexuales que dicen que la terapia les ha creado sentimientos de culpa, desesperanza e indignación.
Un terapeuta familiar certificado y miembro de la asociación, David H. Pickup, Glendale, California, dijo en una entrevista reciente que la prohibición perjudicará a los que quieren seguir o necesitan la terapia.
“Si los niños han sido abusados sexualmente y si sentimientos homosexuales que no son auténticos vuelven a asomar, tendremos que decirles: no podemos ayudarte”, dijo Pickup.
Líderes de las comunidades homosexual y lésbica, junto a importantes organizaciones científicas, rechazan derechamente esas teorías y dicen que no hay evidencias científicas de que la atracción sexual íntima pueda ser modificada.
“La terapia reparativa es una superstición que se usa para justificar creencias religiosas”, dijo Wayne Besen, director de Truth Wins Out, una organización de defensa de los derechos homosexuales.
La ley de California es un hito histórico, pese a ser sólo un primer paso, dijo Besen, porque las ideas detrás de la terapia reparativa han sido adoptadas ampliamente por ministerios eclesiásticos y otras organizaciones que fomentan la idea de que los impulsos homosexuales pueden ser erradicados.
Legisladores de Nueva Jersey y algunos otros estados han discutido la introducción de proyectos de ley similares para prohibir la terapia en menores, dijo Besen.
25 de octubre de 2012
1 de octubre de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s