Home

[Richmond, Virginia, Estados Unidos] [Aberrante entretención consiste en introducir en cotos cercados a zorros capturados en el exterior para que sean cazados por sabuesos adiestrados. Sus defensores dicen que es una tradición cultural.]

[Steve Szkotak] Inspectores de la fauna silvestre accedieron el jueves a examinar más detenidamente el poco conocido deporte que consiste en introducir zorros en cotos cercados y hacerlos cazar por perros de caza, una práctica considerada por los activistas una pelea de animales legalizada y defendida por sus cultores como una tradición sureña.
En una reunión, los activistas instaron a la Junta de Caza y Pesca [Board of Game and Inland Fisheries] a prohibir esta práctica por considerarla cruel, inhumana y muy similar a las peleas de gallos. Una vecina de un coto de caza en el condado de Mecklenburg, en Southside Virginia, dijo a los miembros de la junta que el sonido de los sabuesos persiguiendo y capturando a los zorros era tan “espantoso” que tenía de mantener sus ventanas cerradas durante todo el año. Otros calificaron el coto de zorros como una vergüenza para el estado, que permite la práctica. Los partidarios, incluyendo a los operadores, dijeron que los perros zorreros liberados en los cotos rara vez capturan a sus presas, que se pueden esconder en hoyos para escapar de los perros.
La junta, que pudo haber implementado su prohibición, decidió en lugar de eso que el personal del Departamento de Caza y Pesca de Virginia continuara estudiando la práctica y considerara la posibilidad de una supervisión más estrecha. La junta probablemente adoptará las recomendaciones del personal en junio, dijo Curtis Dixon Colgate, miembro de la junta de Virginia Beach que propuso la revisión.
“El proceso debe empezar en alguna parte para que nuestro electorado hable sobre las regulaciones”, dijo Colgate. La gama de acciones, dijo, podría incluir una “moratoria total de todo lo que haya en el medio”.
Mientras los partidarios dicen que las peleas de zorro son propias de todo el sudeste, en Virginia del Oeste y en algunos estados del Midwest, sólo empezó a ganar popularidad en los años ochenta.
Ahora funcionan en Virginia treinta y siete cotos para la caza del zorro, y cada uno debe tener un mínimo de cuarenta hectáreas. Muchos se ubican en el condado de Mecklenburg, cerca de la frontera con Carolina del Norte, y ofrecen a los cazadores un lugar para entrenar a sus perros. También se hacen torneos entre perros de caza.
Los operadores insisten en que los zorros son tratados humanitariamente y que disfrutan de la persecución.
Jennifer Hackett representa a la mayoría de los operadores de la Asociación de Dueños de Cotos de Adiestramiento de Perro Zorreros de Virginia, y ella y su marido también gestionan un coto de caza de 128 hectáreas en el condado de Appomattox. La asociación, dijo, se opone a la moratoria, pero está dispuesta a aceptar más regulaciones del estado.
Michele Taylor es miembro de la directiva de la asociación y gestiona un coto de caza de zorros en el condado de Mecklenburg.
“No todos los zorros son atrapados con trampas afuera y metidos al coto a una vida de terror, como dicen ellos”, dijo Taylor, refiriéndose a las protestas de los animalistas. “Nacen y se crían aquí. Si hubiera algo cruel o inhumano en las peleas de zorros, yo no estaría participando en ellas”.
Miles de zorros han sido introducidos a cotos en los últimos años en Virginia. Los dueños de cotos de zorros dicen que muchos mueren de muerte natural o escapan del encierro, mientras que sus detractores afirman que son capturados y matados por los sabuesos.
Dixon, que creció en el condado de Mecklenburg, dijo que ha visitado los cotos de zorros y que nunca vio que se capturara a un zorro en una persecución. Describió la práctica como una extensión de la tradición sureña de cazar con sabuesos, que pasa estrecheces debido a la pérdida de tierras agrícolas y espacios abiertos en Virginia.
Enemigos de la tradición como la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos, dijeron que agradecían que el estado examinara más de cerca la caza del zorro, pero dejaron en claro que preferían que dejaran de realizarse definitivamente.
“Es una forma de crueldad animal y por eso debería ser completamente prohibida”, dijo Laura Donahue, directora de la Sociedad Protectora de Animales de Virginia, después de la reunión. Robin Starr, directora ejecutiva de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales de Richmond, dijo que le complacía que la práctica fuera examinada, pero que no es lo que quería.
“No entiendo cómo se puede creer que sea diferente a otras formas de peleas de animales”, dijo Starr.
[Steve Szkotak]
14 de noviembre de 2012
21 de octubre de 2012
©sfgate
cc traducción lísperguer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s