Home

https://i1.wp.com/www.pagina12.com.ar/fotos/rosario/20081012/notas_o/05A.JPG[Argentina] [Nilda Folch fue absuelta. Alias la Polaca libre. Nilda Folch, más conocida como la Polaca, ex esposa de Ricardo Chomicki, fue finalmente absuelta en la causa que se le seguía por su comportamiento puertas adentro del Servicio de Informaciones, donde ingresó como detenida, y salió como colaboradora.]
El 26 de noviembre de 2004, la habían procesado con prisión preventiva por considerarla responsable de 9 privaciones ilegítimas de la libertad, en perjuicio de José “el Gringo” Aloisio, Juan Carlos Ramos, Generoso Ramos Peralta, Stella Maris Hernández, Ana Moro de Cheroni, Benito Espinoza, José Giusti, Carmen Lucero y Juan Alberto Fernández. También fue acusada por la privación ilegítima en concurso con el delito de tormentos en perjuicio de María Inés Luchetti de Bettanín, Gustavo Rafael Mechetti, Osvaldo Daniel Baas y Mansilla, Mirta Isabel Castellini, Francisca Van Bove de Espinoza, Adrián Sánchez, Máximo Mur, Analía Minetti, y Oscar Ramón Bustos.
La Cámara Federal de Apelaciones confirmó los cargos el 30 de diciembre de 2004, con la excepción de los casos de Mechetti, Sánchez, Mur y Minetti. Tiempo después, fue ordenada su ampliación de indagatoria pero Folch ya no se presentó y se la declaró prófuga de la justicia.
En base a sus declaraciones indagatorias, donde manifiesta haber sido secuestrada, torturada y abusada sexualmente, el mismo juez Marcelo Bailaque indagó y procesó a los co-imputados Marcote, José Lofiego y Carlos Altamirano.
Ante esta situación, de denunciante en una causa y procesada en otra, el magistrado consideró que “teniendo en cuenta el contexto de su detención y su ámbito, su autodeterminación se vió notoriamente reducido por lo cual no le era exigible una conducta diferente”.
El magistrado entendió que la Polaca “actuó bajo estado de necesidad exculpante”, siguiendo el razonamiento del Tribunal Oral Federal 2, que absolvió a Ricardo Chomicki. Por tanto, se la sobreseyó de los hechos que le fueran oportunamente imputados.
Consultada sobre el tema, la abogada querellante Gabriela Durruty, manifestó: “Como sostuvimos en el juicio Díaz Bessone, para el caso Chomicki llevamos ante el tribunal la acusación que los sobrevivientes del Servicio de Informaciones vienen sosteniendo desde siempre. En los casos de Folch y Chomicki era posible adoptar tres temperamentos diferentes: acusar lisa y llanamente, como hicimos desde la querella de Familiares; no acusar como hicieron el resto de las querellas; o pedir la absolución, o en su caso el sobreseimiento, porque las conductas se desarrollaron bajo estado de necesidad. Esta última fue la posición de la fiscalía y del Tribunal en ambos casos”.
“En el caso de la absolución de Chomicki, el TOF fundó su decisión, entre otras cosas, en un documento emanado del propio organismo que nos encomienda llevar la petición de las víctimas al tribunal, pero avalando la teoría del estado de necesidad. Por ello renunciamos a la representación de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre”, recordó Durruty.
2 de diciembre de 2012
©página 12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s