Home

[Denver, Colorado, Estados Unidos] [En Colorado. Tras la votación sobre la marihuana en Colorado, la ubicación parece ser un factor más importante que la ley en la persecución de casos menores por posesión de drogas. En la foto, una pizarra con la lista de opciones en un dispensario de marihuana médica en Denver.]

[Jack Healy] Anthony Orozco, 19, estudiante de una universidad comunitaria y jugador de fútbol en el sudeste de Colorado, será juzgado por cargos penales por algo que pronto será legal en todo el estado: la posesión de algunos gramos de marihuana y la pipa que usaba para fumarla.
Orozco contó que un día de septiembre, él y unos amigos se dirigían a Lamar, en las llanuras cerca de la frontera con Kansas, cuando fueron obligados a parar. Después de que el agente de policía encontrara marihuana en el coche, Orozco recibió una citación por posesión de drogas e instrumentos para usarlas –faltas menores punibles con una multa de cien dólares- y una fecha en la que debía presentarse en tribunales.
“Nos trataron como si fuéramos criminales”, dijo Orozco.
¿Pero lo es? En las inciertas semanas que siguieron a la votación en Colorado para legalizar la posesión de pequeñas cantidades de marihuana para uso recreativo, en cientos de casos menores por posesión de la droga la respuesta depende menos de la ley que de la ubicación.
Cientos de casos menores por marihuana ya están siendo desechados aquí y en el estado de Washington, que aprobó una ley similar. Los departamentos de policía han dejado de imputar a adultos de más de 21 años por posesión a pequeña escala que será legalmente permitida una vez que la ley entre en vigor en las próximas semanas.
Pero procuradores en distritos policiales más conservadores en Colorado han prometido continuar con los casos por marihuana existentes y están todavía citando a personas por posesión. Al mismo tiempo, varias comunidades entre suburbios de Denver y las montañas occidentales están votando para bloquear la apertura de nuevas tiendas de venta de marihuana al por menor autorizadas por el estado en sus barrios.
“Estas cosas están evolucionando tan rápidamente que no sé qué va a ocurrir luego”, dijo Daniel J. Oates, jefe de policía en Aurora, al este de Denver.
Los reguladores en Washington también se están rascando la cabeza. Y están buscando ejemplos de cómo instalar un sistema de permisos de producción, manufactura, distribución y ventas –todo antes de la fecha de cierre del 1 de diciembre de 2013. Dicen que Colorado, para bien o para mal, ha ido más lejos que la mayoría de los estados en cuanto a la regulación de la marihuana, primero para su uso médico y ahora como droga recreativa.
“Colorado tiene un mercado más regulado, de modo que ellos serán un buen ejemplo”, dijo Brian E. Smith, portavoz de la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas del Estado de Washington. Pero Smith concedió que ningún lugar ni sistema puede hacer más que sugerir lo que podría resultar. “No existen precedentes que podamos emular”, dijo.
La ley de Washington, llamada I-502, entra el vigor el 6 de diciembre, lo que también deja un año de limbo durante el cual el estado todavía no tendrá un sistema de permisos del estado, excepto la ley de posesión legalizada. Y hay muchas y espinudas cuestiones mecánicas que deben ser resueltas durante ese tiempo, sobre cómo equilibrar el mandato del estado de garantizar un “acceso adecuado” a la marihuana autorizada con la prohibición de vender marihuana a menos de trescientos metros de una escuela, parque, parque infantil o guardería.
“Abrir un negocio autorizado de venta de marihuana en zonas urbanas será muy difícil, especialmente en el área metropolitana de Seattle”, dijo Ben Livingston, portavoz del Centro para la Legalización de la Marihuana, un centro de investigación fundado recientemente.
El 21 de noviembre, el jefe Oates en Aurora envió a sus agentes un email anunciando que la fiscalía ya no perseguiría las infracciones a la ley de marihuana de mayores de 21 años, y que la policía ya no acusaría a personas por esos delitos en una decisión de “implementación inmediata”.
El jefe Oates dijo que la policía implementaría la ordenanza de la ciudad que controla a los productores de marihuana médica, y que seguirían persiguiendo a traficantes y vendedores de drogas.
En el condado de Weld en el norte de Colorado, el fiscal del distrito, Ken Buck, defiende una versión más estricta. Después de la votación, dijo que su departamento continuó persiguiendo casos por posesión de marihuana, en general como un modo de presionar a los usuarios a buscar un tratamiento. De momento hay 119 personas acusadas por la posesión de menos de 56 gramos, aunque muchas hacen frente a otros cargos.
“Nuestro departamento tiene la obligación de perseguir faltas que eran delitos en el momento en que ocurrieron”, dijo Buck en una declaración.
La respuesta ha sido compleja incluso en lugares como el rural condado de Mesa, donde los votantes rechazaron el proyecto de legalización de la marihuana. La policía en Grand Junction, el condado más grande de la ciudad, ya ha dejado de citar a adultos por posesión de pequeñas cantidades. El fiscal de distrito del condado, Pete Hautzinger, apoyó esta decisión, pero también decidió no desechar todos los casos pendientes por posesión.
“No creo que esté gastando el tiempo si sigo implementando la ley hasta que cambie”, dijo.
Aunque el 55 por ciento de los votantes de Colorado aprobaron el proyecto, poner la marihuana recreativa bajo control del gobierno y el poder judicial no iba a ser nunca simple. Y las contradictorias reacciones en el estado pusieron al desnudo una profunda ambivalencia entre los funcionarios locales sobre el experimento del estado.
Los fiscales de distrito tienen “una barrera cultural”, dijo Sean McAllister, un abogado de Denver que representa a acusados por posesión de marihuana y portavoz local de la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes sobre la Marihuana.
“Pasaron buena parte de sus vidas persiguiendo a personas y todavía no aceptan que esto sea legal ahora”, dijo.
Como los primeros estados en tratar la posesión de pequeñas cantidades de marihuana como el alcohol, Colorado y Washington están listos para convertirse en casos de prueba a nivel nacional para la legalización de la marihuana. Mientras activistas y funcionarios del estado planean una nueva frontera para la venta legalizada, también esperan ansiosamente instrucciones del gobierno federal, que todavía planea tratar la venta y cultivo de marihuana como delitos federales.
Partidarios de la legalización de la marihuana están esperando que el Ministerio de Justicia finalmente ceda. Pese a algunos publicitados arrestos de pacientes y vendedores de marihuana médica, el gobierno federal por lo general ha permitido que las tiendas de marihuana médica operen en Colorado, Washington y otros dieciséis estados.
Aunque los agentes de antinarcóticos probablemente no echarán abajo las puertas para requisar pequeñas bolsas con la droga, es probable que se opongan a que el estado permita las tiendas de venta de marihuana recreativa reguladas por el estado y autorizadas por las nuevas leyes, dijo Kevin A. Sabet, ex asesor de políticas de drogas en el gobierno de Obama.
Varias ciudades en Colorado no han esperado a las autoridades federales para actuar. Incluso antes del Día de las Elecciones, algunos gobiernos locales aprobaron moratorias sobre la apertura de nuevas tiendas de marihuana, incluso aunque no pueden abrir sus puertas sino el próximo año. La semana pasada, la occidental ciudad de Montrose impuso una prohibición de seis meses, y es probable que la apruebe la próxima semana.
“No queremos estar en una posición en que demos permiso a alguien y luego tengamos un gran problema federal”, dijo Bob Nicholson, concejal. “Nuestra comunidad votó contra esta enmienda. Estamos sopesando lo que aprobó la comunidad contra lo que aprobó el estado. Hay un montón de preguntas”.
[Kirk Johnson contribuyó desde Seattle al reportaje.]
17 de diciembre de 2012
30 de noviembre de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s