Home

[Estados Unidos] [La jubilación de chimpancés tropieza con obstáculos. El NIH anunció recientemente que trasladaría los 113 chimpancés que tiene en Luisiana a Chimp Haven, el santuario nacional de chimpancés. A medida que la agencia Institutos Nacionales de la Salud [National Institutes of Health] (NIH, por sus siglas en inglés) reduce su uso de chimpancés en investigaciones biomédicas invasivas, está trasladando más chimpancés a asilos. Pero la organización podría tener problemas para financiar la operación.]

[James Gorman] La semana pasada el NIH anunció que trasladaría 113 chimpancés que posee en el Centro de Investigación Nueva Iberia en Luisiana al Chimp Haven, el santuario nacional de chimpancés, también en Luisiana. La medida fue saludada por organizaciones de protección animal.
Wayne Pacelle, presidente de la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos, dijo en una declaración: “Este es un rayo de luz para los chimpancés que viven en cautiverio”. Y Linda Brent, directora de Chimp Haven, dijo sobre la decisión: “En primer lugar, es fenomenal para los chimpancés”.
El santuario de ochenta hectáreas en Keithville y actualmente el hogar de cerca de 130 chimpancés que viven en entornos y condiciones sociales más naturales que las disponibles en los centros de investigación.
El traslado es una de las consecuencias de la decisión de NIH de distanciarse de la investigación biomédica en chimpancés. Hace un año el doctor Francis S. Collins, director de la agencia, anunció que suspendería todas las nuevas subvenciones para investigaciones biomédicas y de conducta en los chimpancés de su propiedad o de los que es responsable. También aceptó directrices que permitirán el uso de los chimpancés de la agencia sólo si los estudios son necesarios para la salud humana y no puedan realizarse de ninguna otra manera. Otro informe, sobre cómo implementar las directrices, debe ser elaborado por un grupo de trabajo el 22 de enero.
Con el traslado de los chimpancés de Nueva Iberia, el número total de chimpancés en los centros de investigación, algunos de propiedad de universidades y/o de empresas, se reducirá a cerca de ochocientos, dijo Pacelle. De estos, el NIH posee cerca de trescientos.
En septiembre, el Centro de Investigación Nueva Iberia, que posee él mismo más de doscientos chimpancés, optó por no renovar su solicitud de fondos para albergar y mantener a los chimpancés del NIH, de modo que la agencia decidió retirarlos, y a principios de diciembre anunció que los animales serían trasladados: entre diez y veinte chimpancés a Chimp Haven y el resto al Instituto de Investigación Biomédica de Texas en San Antonio.
Pero la sociedad protectora y Chimp Haven habían esperado que los chimpancés fueran trasladados directamente al santuario, y empezaron negociaciones con la agencia. Chimp Haven dijo al NIH que podía acoger a la mitad de los chimpancés de los centros de investigación. Con 2.3 millones de dólares más para su financiamiento, el santuario podría terminar las obras adicionales que se necesitan para el alojamiento de los chimpancés y encargarse de todos ellos.
Pero el NIH no tiene esos 2.3 millones de dólares. Además, se está acercando a tope acumulativo de treinta millones de dólares en fondos destinados al santuario, establecido en la ley que lo creó.
Esos topes no existen para los chimpancés de los centros de investigación, y el resultado de esta diferencia es que a medida que se discontinúan las investigaciones y los chimpancés son trasladados a santuarios, el dinero para su mantenimiento se está gastando rápidamente. El tope probablemente se alcanzará este año fiscal, de acuerdo a Kathy Hudson, subdirectora de ciencia, extensión y programas de la agencia.
“Los dólares que tenemos que gastar en nuestros chimpancés permanecerán estables o quizá incluso disminuyan”, dijo Hudson en una conferencia telefónica con periodistas sobre el traslado de los chimpancés de Nueva Iberia. Pero debido a que el dinero para la investigación en chimpancés y para el santuario proviene de dos fondos diferentes, dijo, “tenemos que subir ese tope”.
13 de enero de 2013
25 de diciembre de 2012
©new york times
cc traducción @lisperguer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s