Home

[Punta Arenas, Chile] [Matanza de perros desencadenó masiva protesta y atentado contra la iglesia Catedral. Obispo había llamado a exterminar perros callejeros en días previos. Se lo sindica como autor intelectual de atroz matanza. Prensa llama “turba enardecida” a manifestantes animalistas y acusa que bailaron sobre el altar. Obispo se escondió por miedo y está ahora con protección policial. Ahora monseñor condena matanza. Asesinos atacaron a perros callejeros y arrojaron veneno también a patios con perros.]

Absoluta sorpresa e indignación de la comunidad puntarenense causó la matanza de al menos 40 perros que fueron descubiertos en las calles y patios de la ciudad, por lo que cientos de personas enardecidas por este exterminio de la vida animal se manifestaron al interior de la iglesia Catedral causando diversos destrozos en el recinto sagrado y exigiendo la presencia del obispo Bernardo Bastres a quien sindican como “responsable” de estos hechos por sus comentarios donde se habría mostrado partidario de eliminar los canes abandonados.
Pasadas las 8 horas de ayer personal de Carabineros recibió numerosas llamadas notificando la presencia de perros muertos en diversos lugares de la ciudad, por lo que de inmediato se avisó a personal municipal para hacer el retiro de los malogrados animales de la vía pública.
Durante la mañana un camión de la empresa Áreas Verdes recorrió las calles para encontrarse con un desolador espectáculo ya que en menos de 4 horas debió atender múltiples llamados, logrando recoger 21 animales envenenados, destacando que durante la jornada seis más fueron enterrados en sus patios por los propietarios.
La Prensa Austral acompañó a Luis Pardo, el conductor del camión quien repudió la forma como desconocidos habrían terminado con la vida de estos animales. “Encontré entre todos hasta una perrita preñada y otro animal que agonizaba la defendió para que no me la llevara”, relató con frustración ya que encontrar a esta gran cantidad de animales, muchos de ellos en sus últimos momentos, lo consideró como “una tarea terrible”. Explicó que “estaba de turno y me tocó hacer la pega”, ya que durante la jornada tanto habitantes como visitantes me “empapelaron con insultos, al no entender que yo sólo los retiré de las calles”.
El camión recolector recorrió gran parte del centro y sector sur levantando los cadáveres de los cuadrúpedos que yacían sin vida y muchos de ellos con gran sangrado por el hocico y fosas nasales, por lo que los vecinos que encontraron estos animales relataban su impotencia ante las desgarradoras escenas de “verlos agonizando y saber que sufrieron por horas; nuestros niños no deben ver estas cosas. Lo peor es saber que alguien tuvo el corazón para hacer algo así”, señalaron habitantes del sector Río de la Mano.
En varios casos los vecinos y propietarios afectados relataron a nuestro medio que durante la noche escucharon alaridos y llanto de animales, pero “jamás pensamos que estaban muriendo”.

Denuncia por Matanza
Durante la jornada, especialmente en el caso de los perros que fallecieron al interior de sus patios, fueron encontrados pedazos con carne presuntamente envenenada, por lo que se especula que una persona en automóvil habría recorrido la ciudad en horas de la madrugada, situación que habría sido informada a las autoridades pertinentes mediante las denuncias particulares y una generalizada a cargo de cuatro organizaciones defensoras de animales de la región para pedir justicia y asumir responsabilidades de quien resultara ser el autor de estos actos, las cuales se presentaron pasadas las 17 horas en la Primera Comisaría de Carabineros.
Las denuncias documentadas por personal de varios cuadrantes de Carabineros serán enviadas a la Fiscalía, organismo que solicitará más antecedentes para tener acceso a los videos de televigilancia de la ciudad y eventualmente mediante los peritajes determinar el tipo de veneno causante de estas muertes de al menos 37 perros, según el recuento hecho por los integrantes de la Unión de Defensa del Derecho Animal (Udda) hasta ese momento, incrementándose esta cifra durante la tarde cuando varias personas llevaron hasta el centro de la ciudad a sus animales muertos.

Plaza de Armas
Pasadas las 18 horas, en las inmediaciones de la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero, más de 300 personas se dieron cita motivadas por algunas agrupaciones en pro de los animales y convocados mediante redes sociales para hacer una funa al obispo de Punta Arenas, Bernardo Bastres, a quien sindican como “responsable” de incitar a esta matanza luego de que señalara a La Prensa Austral el pasado 7 de enero -tras un ataque de una jauría a un peatón el día anterior- que en esta ciudad “deberían regir las mismas leyes que rigen en Europa con respecto a los animales. Si no hay responsabilidad del dueño sobre los perros, el Estado sí puede eliminar a los animales”.
En un ambiente donde se respiraba un resentimiento social en contra de la autoridad eclesiástica y el repudio total hacia los responsables de estos hechos de inmensa crueldad, la turba enardecida recorrió las calles del centro de la ciudad, y expresando al unísono: “Ellos no tienen voz, nosotros sí”, llegando hasta la residencia del obispo, en la esquina de Balmaceda con 21 de Mayo, donde un grupo de jóvenes, como acto de protesta, dejaron en el portón de acceso el cadáver de uno de los perros encontrados en las calles, para retornar hasta la iglesia Catedral a la espera del arribo del obispo Bastres para una celebración eucarística a las 19 horas.

La Opinión de un Experto
Durante la jornada la unidad veterinaria móvil de la municipalidad atendió al llamado de decenas de animales que eran avistados por los vecinos de la ciudad de Punta Arenas, por lo que el veterinario Jorge Stambuk, señaló a La Prensa Austral que “no tenemos certeza del compuesto utilizado porque los síntomas que nos indican las personas no son de un solo tipo de veneno”, señalando, particularmente, que el sangrado interno de los canes podría ser causado por veneno para ratas, que sería el componente más accesible, “Pero para causar la muerte de un perro cada animal debe comer al menos un kilógramo”, detallando que los compuestos convulsivos que puedan tener un efecto tan rápido son muy difíciles de determinar pero que se estaría a la espera de poder enviar muestras a Santiago para encontrar dicha sustancia y eventualmente cooperar a la investigación.

La “Toma” de la Catedral
Al tiempo que un grupo de feligreses y diáconos rezaban en la iglesia, un grupo de jóvenes y familiares que perdieron a sus mascotas irrumpió en el recinto santo con gritos de protesta, instrumentos musicales, banderas y carteles demandando explicaciones y “aceptar la responsabilidad” al padre obispo, por incitar a que se realizara esta matanza, afectando, además, a un grupo de personas que había solicitado que la misa de las 19 horas se celebrara en memoria de un ser querido.
Durante más de una hora la manifestación subió de tono cuando un grupo de personas se violentó al interior del templo, agrediendo a uno de los diáconos y lanzando sillas por los aires y otros elementos de la decoración, exigiendo la presencia de monseñor Bastres con insultos y frases contra la iglesia, llegando, incluso, a romper la puerta de la sacristía y profanando los símbolos católicos que encontraron a su paso, bailando incluso sobre el altar, fumando e ingiriendo bebidas alcohólicas.
Pasadas las 20 horas, finalmente, la multitud abandonó la iglesia Catedral, no sin antes destruir otros elementos decorativos y algunas bancas, para apostarse en el perímetro de la Catedral a la espera de que el obispo Bastres apareciera, quien fue escoltado a las 20,30 horas fuera del templo por personal de Fuerzas Especiales de Carabineros quienes por varios minutos resguardaron el perímetro por algunos jóvenes enardecidos que continuaron su manifestación y arrojando piedras a los oficiales y encarándolos, situación que dejó como resultado al menos un detenido.

Obispo Devastado
Consternado por el nivel de daños causados al interior de la Catedral el obispo Bernardo Bastres señaló a La Prensa Austral que “yo no tengo problema en dialogar con las personas, pero hoy no salí porque querían lincharme. Es tan reprochable y merece castigo la matanza de perros como los responsables de causar todos estos destrozos y convocar a este tipo de protestas”, lamentando que esta muestra descontrolada de ira “sólo perjudica a la comunidad y a nuestra iglesia”.
Respecto a la información que circula en medios nacionales sobre sus dichos, el sacerdote afirmó que “en medios como la Bío Bío y otros más tomaron la información existente y que yo señalé a La Prensa Austral e hicieron las notas que quisieron. Ellos ponen cosas que yo no dije y se difunde en las redes sociales y por eso pasa todo esto”, finalizó.

Intendente
Tras la salida de la turba de la iglesia Catedral el intendente Mauricio Peña y Lillo llegó hasta el lugar en donde señaló que “es repudiable la matanza de los animales, pero más aún el comportamiento de las personas que dañaron la iglesia. Esperamos que sean encontrados los responsables por la muerte de tantos animales, pero de igual forma, esperamos, que los que hayan convocado esta protesta se hagan responsables de sus actos y lo que se ocasionó”, acotando que durante la investigación, si los hechos lo permiten pondrá todo su apoyo desde el gobierno para castigar a quien resulte responsable por ambos crímenes.
Finalmente la máxima autoridad regional aseguró que este incidente no altera para nada el itinerario del Presidente Sebastián Piñera Echenique, quien arribaría alrededor de las 17 horas de hoy al Aeropuerto Carlos Ibáñez del Campo.

Udda
La presidenta de UddaChile, Valeria Muñoz, destacó que “yo soy una de las personas que hizo públicas algunas de las primeras fotos de los perros muertos en un camión de Areas Verdes de la municipalidad y esta manifestación de la comunidad ratifica que cada día las personas están más conscientes de que hay que cuidar a nuestros animales. Esto es un problema nacional y obviamente rechazamos los dichos del obispo y gran parte de los que están aquí es por eso. Pero lo principal es dejar en claro que la matanza de los perros que ocurrió hoy es un crimen y las autoridades deberán encontrar a los responsables. Estoy contenta porque a la manifestación llegó más gente de la esperada y más gente que a una misa, pero es muy lamentable que hay gente que no entiende cómo se debe manifestar y de forma pacífica”.
Anoche, la residencia de monseñor Bastres contaba con protección policial de Carabineros para impedir un eventual atentado.
14 de enero de 2013
©prensa austral

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s