Home

[Argentina] [Atentado contra un hombre condenado con pruebas armadas por la federal. Un nuevo Rati Horror Show. Fernando Carrera pasó siete años en la cárcel por la llamada Masacre de Pompeya. Hace un año la Corte Suprema lo excarceló porque las pruebas eran dudosas. Los policías que lo acusaron están investigados. Ayer tiraron una bomba molotov en su casa.]

[Carlos Rodríguez] “Es obvio que hay personas a las que les molesta que yo esté en libertad.” Fernando Carrera, el vendedor que había sido condenado con pruebas de dudosa credibilidad como responsable de la llamada Masacre de Pompeya, en la que murieron tres personas y otras cuatro resultaron heridas de gravedad, denunció que ayer por la madrugada sufrió un atentado en su casa de San Miguel, donde vive con su mujer y sus dos hijos. En junio pasado, por decisión de la Corte Suprema de Justicia, Carrera fue excarcelado y se ordenó que se investigue otra vez el caso, dado que existen serias dudas sobre la veracidad de los dichos de los funcionarios policiales que lo persiguieron y acribillaron a balazos, el 25 de enero de 2005 en el barrio porteño de Pompeya, lo que dio lugar a que el vendedor perdiera el control del auto que manejaba y atropellara a las siete víctimas. A las 3.30 de ayer le arrojaron una bomba tipo Molotov, lo que provocó un principio de incendio en la vivienda, en cuyas paredes los agresores dejaron la siguiente frase: “Contale a Garré. Puto”. También le dibujaron una cruz y un ataúd, en un típico mensaje mafioso.
En la leyenda, los atacantes aludieron a un dictamen de la ministra de Seguridad, Nilda Garré, que ordenó que vuelvan a ser investigados a nivel administrativo ocho policías federales que tuvieron participación en la versión oficial, en enero de 2005, que determinó el procesamiento y la condena a 30 años de prisión dictada contra Carrera, sentencia que fue anulada el año pasado por la Corte. El informe de la ministra Garré, publicado por Página/12 en abril de 2012, fue la llave que condujo al fallo de la Corte que dejó libre a Carrera.
“No tengo miedo a nivel personal, pero es evidente que hoy (por ayer) se cumple el octavo aniversario del hecho (la llamada Masacre de Pompeya), que es el primer aniversario en el que yo estoy en libertad y es obvio que a alguien no le agrada que la Corte haya decidido mi liberación”, declaró Carrera ante los medios de prensa. El atentado ocurrió a las 3.30 de la madrugada. La Molotov había sido colocada frente a la puerta de ingreso a la casa de dos plantas. Desde el ambiente superior, a través de una ventana a la que se asomó luego de escuchar el estruendo, Carrera advirtió el fuego y cuando iba bajando, vio que el humo entraba a la casa por debajo de la puerta. Salió a la calle y observó la pintada en la pared.
Pablo Galfré, un periodista que investigó el caso y que participó en el guión de la película ‘The Rati Horror Show’, dirigida por Enrique Piñeyro, en la que se denuncia lo arbitrario de la condena, le dijo a este diario que Carrera “se comunicó de inmediato con el 911, pero la respuesta no fue tan rápida como se espera ante una situación de tal gravedad”. Carrera se comunicó también con funcionarios y con la ministra Garré en persona. La titular del Ministerio de Seguridad dispuso el envío de peritos de Gendarmería y de una custodia especial de esa fuerza en la casa de la familia, en apoyo de la Policía Bonaerense que interviene en el hecho.
Cuando llegaron los patrulleros de la Comisaría de San Miguel, el incendio de la puerta se había apagado solo. “Por suerte no es una puerta de madera, es de hierro, de manera que lo único que se quemó fue la pintura”, explicó Carrera. Sobre la leyenda escrita en la pared de su domicilio, insistió en que “es un claro mensaje de que alguien no está contento con que yo esté libre”.
Desde el principio relacionó el atentado con la tragedia de Pompeya: “Es el octavo aniversario, es el primero en el que estoy en libertad, a la película le hemos agregado un final nuevo que contempla lo que ha ocurrido desde la decisión de la Corte, de manera que son demasiadas coincidencias…”. Dijo, al mismo tiempo, que a pesar de lo ocurrido está “conforme sobre cómo se está portando la Justicia y el Poder Ejecutivo respecto de mi caso”. Otro que abonó la misma tesis fue el director de cine Enrique Piñeyro, en su cuenta de Twitter: “Anoche le tiraron una bomba incendiaria a Carrera y le pintaron un ataúd. Hoy se cumplen ocho años de la Masacre de Pompeya”.
La ministra Nilda Garré, a través de su cuenta en la red social Twitter, expresó su postura frente a lo ocurrido: “Mi más enérgico repudio al atentado contra la casa de Fernando Carrera. No nos intimidan los que abusan de la fuerza en complicidad con el delito”. Con posterioridad, a través de un comunicado, el ministerio sostuvo que la política en materia de seguridad nacional “es inflexible ante complicidades corporativas con los que abusan de la fuerza en el ejercicio de lo que debe ser un servicio público”, en lo que parece un mensaje dirigido a sectores de la policía que podrían estar disconformes con el vuelco que dio el caso.
Al mismo tiempo, Garré ordenó un refuerzo de personal de la Gendarmería en la casa de la familia Carrera, además de enviar peritos y expertos en explosivos de esa misma fuerza de seguridad, para que colaboren con la policía bonaerense. También fueron enviadas dos funcionarias que dependen de la secretaria de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas, Cristina Caamaño.
6 de febrero de 2013
26 de enero de 2013
©página 12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s