Home

[Argentina] [Tras la noche de furia en General Lagos. Después de la pueblada que se produjo por la liberación de un hombre que atropelló y mató a una joven de 23 años, el juez Javier Beltramone decidió detener a dos personas por intimidación pública, lesiones y daños. Anoche hubo otra marcha.]

La furia se apoderó de unos 300 vecinos de General Lagos el domingo a la noche, cuando destrozaron la comisaría del pueblo, la casa de un imputado por homicidio culposo y la del presidente comunal, Óscar Ferri, del Frente para la Victoria. El motivo era la liberación de Baltasar Nucci, un hombre de 35 años que atropelló y mató con su camioneta a Belén Alejandra Villarruel, de 23. Pero el episodio no terminó allí: el juez de instrucción Javier Beltramone decidió ayer detener a Norberto Scarpecci y su hija, de 27 años, por intimidación pública, lesiones y daño calificado.
El juez Javier Beltramone dijo ayer que “fue llamativo el nivel de virulencia y violencia contra el personal policial, que no tiene nada que ver con la decisión de la jueza que está investigando un homicidio culposo”. El magistrado señaló que “no se puede destrozar una comisaría y no corresponde apedrearle la casa al jefe comunal o al padre del acusado de homicidio”, dijo el juez.
Por decisión del juez, los dos imputados estarán detenidos en dependencias policiales de la Unidad Regional 2 al menos hasta mañana, cuando les tome declaración.
La pueblada se produjo el domingo a la noche, en la localidad de 2600 habitantes ubicada 12 kilómetros al sur de Rosario, cuando familiares y vecinos de la víctima, Belén Alejandra Villarruel, de 23 años, supieron que el hombre que la atropelló con su camioneta, Baltasar Nucci, de 35, había sido liberado apenas 24 horas después del hecho.
Unos 300 manifestantes se dirigieron entonces a la subcomisaría 13a. de la localidad, donde se labraban las actuaciones del caso, y arrojaron piedras contra el frente del edificio, a la vez que un grupo ingresó a la dependencia y provocó destrozos en parte del mobiliario y en computadoras.
Personal de Guardia de Infantería que había sido convocado al lugar disolvió la protesta, pero parte de ese grupo se dirigió al domicilio del presidente comunal, Oscar Ferri, donde también arrojaron piedras causando daños en la mampostería del frente de la casa.
Luego fueron hasta la vivienda del padre del conductor e intentaron quemar su casa, pero la policía logró intervenir a tiempo y lo evitó. Al mismo tiempo, agregaron los voceros, se escuchó una detonación desde el interior del domicilio y, cuando los policías ingresaron, encontraron al hermano del conductor, Leandro Nucci, de 36 años, con una escopeta de caño recortado calibre 22, por lo que fue detenido.
El incidente vial que causó la muerte de la joven se produjo el pasado sábado por la noche, cuando la chica regresaba en moto de su trabajo en una estación de servicios de la ruta nacional AO12 y provincial 21. La joven fue atropellada por Nucci, que conducía su camioneta Fiat Fiorino, a la altura del kilómetro 11,5 de la ruta provincial 21 (ex nacional 9), tras lo cual un camionero que pasaba por el lugar evitó que huyera y lo retuvo hasta que llegó la policía. Pocas horas después la jueza en lo correccional Marcela Canavesio decidió liberarlo.
“Tenemos que comprender que hay que ir sobre canales institucionales o manifestarse de manera más pacífica o razonable”, dijo ayer Beltramone, ante la organización de una nueva marcha prevista para anoche, que comenzaba al cierre de esta edición.
12 de febrero de 2013
©página 12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s