Home

[Sarajevo, Bosnia-Herzegovina] [Un tribunal de Bosnia condena a un hombre a 45 años de prisión por más de treinta brutales asesinatos en tiempos de guerra y otros delitos.]

Un tribunal en Bosnia condenó el viernes a un montenegrino por homicidios múltiples, tortura, violación y saqueo durante la guerra de Bosnia entre 1992 y 1995, y lo sentenció a 45 años de cárcel –la sentencia más alta dictada en la historia del país.
El juez Zoran Bozic dijo que Veselin Vlahovic asesinó a 31 personas, violó a varias mujeres bosnias y croatas y torturó y robó a residentes no-serbios de un suburbio de Sarajevo cuando luchaba para los serbo-bosnios. Entre otros delitos, el juez describió cómo Vlahovic degolló a dos hermanos frente a la madre de las víctimas, luego la mató a ella y violó a las esposas de los hombres.
“Estamos felices con la sentencia máxima”, dijo Boris Grubisic, portavoz de la fiscalía.
Grubisic dijo que durante el juicio cerca de 112 testigos describieron la violación de mujeres embarazadas y madres violadas frente a sus hijos. Grubisic dijo que Vlahovic cometió esos delitos en el curso de varios meses. Aunque fue condenado a la sentencia máxima, la fiscalía piensa recurrir porque fue absuelto de seis cargos.
El abogado de Vlahovic, Radivoje Lazarevic, dijo que también apelará porque cree que algunos de los sesenta cargos por los que fue condenado Vlahovic no fueron probados.
Vlahovic, 43, no manifestó ninguna reacción cuando el juez leyó el veredicto.
En 1992, cuando las fuerzas serbo-bosnias sitiaron Sarajevo, empezaron a maltratar a los residentes no-serbios de las zonas que controlaban. Vlahovic era comandante de una unidad paramilitar que iba de casa en casa buscando a católicos y musulmanes, luego saqueaban sus casas, torturaban y a menudo asesinaban a familias enteras.
Edina Kamenica, una mujer musulmana que vivía en un vecindario controlado por los serbios, siguió cuidadosamente el juicio. Dijo que Vlahovic –conocido como “el monstruo de Grbavica”- había tocado a su puerta.
“Preguntó si había turcos en la casa y que si respondía que sí me dejaría vivir”, dijo.
Durante la guerra los serbios se referían a menudo a los musulmanes bosnios como turcos debido a su odio por el imperio turco-otomano que gobernó la península de los Balcanes durante quinientos años.
Bakira Hasecic, presidente de una asociación de víctimas de violaciones en tiempos de guerra, dijo que la sentencia era la mejor satisfacción otorgada hasta el momento por un tribunal de crímenes de guerra de Bosnia, pero agregó que Vlahovic era un monstruo tan grande que la sentencia máxima no era suficiente para él.
Después de la guerra Vlahovic huyó a Serbia y Montenegro. Fue encarcelado en Montenegro por asalto a mano armada, pero escapó de la prisión. La policía española lo descubrió viviendo en la ciudad de Altea en 2010. Fue extraditado a Bosnia ese mismo año, aunque también era buscado en España por robo y asalto a mano armada.
29 de marzo de 2013
©washington post
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s