Home

[Kabul, Afganistán] [Después de ataques aéreos, afganos acusan a la CIA y a milicias secretas. En la imagen, las tumbas de niños abatidos este mes en el ataque aéreo en la provincia de Kunar, al este del país.]

[Rod Nordland] El portavoz del presidente Hamid Karzai dijo el jueves que la CIA era responsable del ataque aéreo el 7 de abril que dejó diecisiete afganos muertos, doce de ellos niños, y que las milicias secretas afganas controladas por la agencia se comportaban como si no le debieran “responsabilidad a nadie”.
Investigadores afganos dijeron que el cráter causado por las explosiones de un ataque aéreo hizo colapsar el primer piso.
“Fue una operación de la CIA utilizando una estructura de seguridad que era dirigida completamente por la CIA”, dijo el portavoz Aimal Faizi, que dijo que sus comentarios reflejaban el punto de vista del presidente afgano. Faizi también criticó a la agencia y a tropas norteamericanas de Operaciones Especiales por dirigir numerosas milicias similares en otras partes de Afganistán con similares problemas.
Las críticas de Faizi y otros funcionarios afganos abrieron una cortina sobre una operación clandestina que salió terriblemente mal en las accidentadas montañas de la oriental provincia de Kunar, asesinando a un funcionario de la CIA y dejando gravemente heridos a otros tres funcionarios estadounidenses. El estadounidense que murió había estado a cargo de un grupo de paramilitares encubiertos conocido como la Unidad 0-4, un Equipo de Persecución Contraterrorista, de acuerdo a investigadores afganos.
La reacción afgana al incidente pone en jaque los presupuestos centrales en las negociaciones con el gobierno afgano sobre la naturaleza de la presencia norteamericana en Afganistán después de 2014. Los militares quieren una misión con dos objetivos principales: adiestramiento de fuerzas afganas y realizar redadas antiterroristas contra organizaciones como al Qaeda. Fuerzas de Operaciones Especiales y fuerzas irregulares como las milicias dirigidas por la CIA son parte crucial del intento, dicen funcionarios estadounidenses. Pero Karzai se ha mostrado profundamente sospechoso de las actividades de las fuerzas irregulares en su país, y en marzo prohibió que las Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos operaran en la provincia de Wardak. Ahora, el foco de su ira es la CIA.
Un portavoz de la CIA se negó a hacer comentarios sobre el caso.
Un portavoz de las fuerzas armadas estadounidenses, el coronel Thomas rechazó comentar la redada en la provincia de Kunar o discutir la investigación militar. Sólo dijo que la operación era dirigida por el Directorado Nacional de Seguridad, el servicio secreto afgano.
“Había un enfrentamiento, la unidad de NDS estaba bajo presión”, dijo el coronel Collins. “Pero en cuanto a qué causó las bajas civiles, eso todavía está bajo investigación”.
Faizi dijo que después de que Karzai recibiera un informe de su propia investigación, despidió al director del Directorado Nacional de Seguridad de la provincia de Kunar, al que otros identificaron como el general Saadullah. (Solo usa un nombre).
Pero Faizi dijo que la Unidad 0-4, una fuerza de cerca de mil doscientos hombres, no estaba realmente bajo el control de la agencia de seguridad afgana, afirmando al contrario que funcionarios de la inteligencia estadounidense eran los únicos responsables de la unidad. “Fue una operación conjunta en nombre”, dijo, “pero de hecho la CIA dirigía una estructura de seguridad paralela, y esas estructuras como tales han sido un factor de inseguridad en sí mismas”.
Faizi dijo que Karzai había ordenado una revisión completa del país de todos los Equipos de Persecución Contraterrorista, que se usan sobre todo en el este y en el sur, y de fuerzas irregulares similares dirigidas por la CIA o las unidades de Operaciones Especiales norteamericanas.
“Nos informan cinco minutos antes de que realicen una operación”, dijo Faizi, “y nuestras agencias de seguridad no tienen autoridad sobre ellos”.
Un funcionario estadounidense familiarizado con los acontecimientos rechazó esa caracterización. “La unidad afgana implicada en este prolongado tiroteo con el Talibán estaba bajo control del gobierno afgano –los rumores sobre una unidad ‘paria’ o de norteamericanos dirigiendo al equipo reflejan luchas de poder internas en Kabul”, dijo el funcionario, hablando a condición de conservar el anonimato.
Fueron escasos los detalles sobre la guerra en Kunar en los días posteriores. Karzai nombró una delegación para visitar el lugar e investigar, y más tarde responsabilizó tanto al Talibán como a las fuerzas internacionales por las bajas civiles, aunque en el momento no mencionó a la CIA por su nombre.
“Aunque los informes confirman que el Talibán armado se desplazaba en el aérea, condenamos enérgicamente el uso de civiles y sus casas como escudos por parte del Talibán, así como tampoco aceptamos la realización de ningún ataque aéreo en áreas residenciales bajo cualquier nombre y pretexto”, dijo Karzai. “Este acto de las fuerzas ISAF fue una violación de los derechos humanos y la orden presidencial ejecutiva que prohíbe los ataques aéreo durante operaciones en áreas residenciales”.
Karzai decretó la prohibición de los ataques aéreos el 16 de febrero después de que un ataque en la provincia de Kunar matara a diez civiles, cinco de ellos niños. Ese ataque ocurrió en el mismo distrito que el del 7 de abril –el distrito de Shigal- pero en un pueblo diferente. En la época, funcionarios dijeron que el ataque aéreo había sido ordenado en apoyo de una operación conjunta que implica a la agencia de seguridad afgana, y que se estaba investigando”.
Funcionarios afganos, incluyendo al director de la delegación de Karzai que investiga el último incidente en Kunar, dijo que el ataque anterior en Kunan también implicó a elementos de la Unidad 0-4 bajo el mando de personal norteamericano de la CIA, incluyendo al norteamericano no identificado que murió el 7 de abril.
Una copia del informe de la delegación de Kunar fue obtenido por el New York Times, y dos miembros de la delegación fueron entrevistados sobre el conflicto: su presidente, Shuja ul-Malk Jalala, asesor de Karzai, y Hajji Sakh Mushwanai, miembro del Parlamento de la provincia de Kunar. Un miembro de la Unidad 0-4 fue también entrevistado, y habló a condición de conservar el anonimato debido a que no le fue permitido comentar para los medios.
Todos dijeron que los 75 miembros de la Unidad 0-4, con cuatro asesores norteamericanos, marcharon durante cuatro horas por una zona montañosa cerca del pueblo de Sunoo la noche del 6 de abril y la mañana del 7.
La fuerza estaba planeando arrestar a los comandantes talibanes sospechosos de tener vínculos con al Qaeda, y a eso de las cinco de la mañana del 7 de abril, allanó una casa donde se creía que vivía uno de ellos, Ali Khan. Pero el único hombre presente era un enfermo mental que no podía no oír ni hablar; él y otras dos docenas de mujeres y niños fueron encerrados en una habitación de la casa de Khan, dijeron afganos.
Poco después la casa fue atacada por el Talibán por todos los lados. “No teníamos más opción que quedarnos en esa casa; estábamos totalmente rodeados”, dijo el miembro de la Unidad 0-4”. “Pensábamos que era el último día de nuestras vidas”.
Uno de los investigadores, Mushwanai, lo veía de otro modo. “Esos son soldados irregulares, y no conocen bien las reglas de la guerra”, dijo. “Por estar en la casa, convierte en blanco a esas mujeres y niños”.
El bombardeo talibán duró hasta las ocho de la mañana, cuando llegaron los refuerzos de la Unidad 0-4. La fuerza fue arrinconada en la casa trató de escapar, y los cuatro estadounidenses fueron impactados por fuego insurgente. Se pidió respaldo aéreo para proteger la retirada y permitir que los helicópteros de evacuación médica rescataran a los heridos.
Cuando los miembros de la Unidad 0-4 dejaron la casa y se retiraron del área, contaron a los investigadores, todas las mujeres y niñas estaban todavía vivas. Horas después, cuando los campesinos llegaron al lugar, sólo algunas mujeres seguían vivas, decía el informe. Los investigadores dijeron que determinaron que ninguna de las bombas o proyectiles usados en la operación de respaldo aéreo –que incluyó drones, aviones a chorro y helicópteros de combate, dijeron- impactó la casa donde se encontraban las víctimas. Pero el cráter de las explosiones hizo colapsar sobre las víctimas el piso superior de la casa de adobe y madera.
Uno de los investigadores, Jalala, dijo que de los doce niños asesinados, todos eran hijos, hijas, sobrinos y sobrinas del comandante talibán, Khan, que fue uno de los siete insurgentes abatidos en el ataque. Sobre esa base, Jalala rechazó lo que describió como una afirmación de la coalición militar de que el Talibán había matado a los civiles por motivos de propaganda. “El sentido común simplemente no acepta esto”, dijo. “Nadie le haría eso a su propia familia”.
Dijo que con las fotografías estaba claro que la casa se había derrumbado sobre la familia, y que los ataques, incluyendo los proyectiles que estallaron el patio, eran la única causa posible.
Faizi, el portavoz presidencial, aceptó esa evaluación. “No hay pruebas de que hayan sido asesinados por el Talibán”, dijo. “Esos niños fueron matados por los ataques aéreos. Esas son milicias armadas irresponsables y gente armada irresponsable, haciendo operaciones para la CIA”.
Mushwanai, miembro del Parlamento de Kunar, dijo que su casa había sido allanada por la Unidad 0-4. “Cortaron la tv y el dispensador de agua”, dijo. “Estados Unidos dejará atrás ese tipo de tropas en 2014, y eso desestabilizará todavía más a Afganistán”.
[Un empleado afgano del New York Times contribuyó con reportes de la provincia de Kunar, y Mark Mazzett, desde Washington.]
27 de abril de 2013
19 de abril de 2013
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s