Home

[Estados Unidos] [Alemania, en lugar de ayudar a sus vecinos a salir de sus deudas, los estruja todavía más, pese a que no le conviene a Alemania que sus vecinos deban dejar de comprar sus productos. Editorial NYT.] 

El lunes los presidentes de la Unión Europea fracasaron en cuanto a avanzar en una de sus tareas más urgentes: aumentar el fondo de rescate para proteger las achacosas economías contra el peligro de quedar en mora con sus bonos.En lugar de eso, los presidentes de veinticinco de los veintisiete países europeos accedieron a firmar un nuevo pacto fiscal que los restringirá legalmente en su lucha contra la recesión con un robusto estímulo fiscal. La mayoría de los economistas de fuera de la zona euro consideran peligrosa esta política. Esos países dan cuenta de más del veinte por ciento de la economía mundial. Condenarlos a recesiones más largas y más profundas arrastrará sus economías hacia otro país que depende del comercio, de Estados Unidos a China.
Sin un fondo de rescate más grande, los inversionistas probablemente seguirán apostando contra las economías más debilitadas, como Italia y España, aumentando sus costes de interés y, consecuentemente, agregándolos a sus déficits. Sin embargo, los presidentes europeos aplazaron otras decisiones monetarias hasta marzo. Especuladores en el mercado pueden decidir no esperar.
El mundo se ha habituado a cumbres europeas fallidas. Lo que es particularmente descorazonador en este caso es que algunos presidentes europeos parecen creer que lo lograrán. “Considerando el tiempo, esto fue un verdadera obra de arte”, dijo la canciller Angela Merkel de Alemania sobre el nuevo pacto fiscal. Fue solo en diciembre que dejó en claro para otros presidentes europeos que adoptar un pacto fiscal para balancear sus presupuestos y reducir la deuda era una precondición para que Alemania continuara pagando su cuota normal de los costes de alivio de la deuda europea.
El pacto fiscal impone multas substanciosas a cualquier país firmante cuyo déficit promedie más del 0.5 por ciento del producto interno bruto de todo un ciclo económico, una condición que Estados Unidos ha tenido grandes dificultades en cumplir en los últimos treinta años. Los presidentes también hicieron guiños rituales en la dirección de más trabajo y más crecimiento, sin proveer fondos para lograrlo.
En cuanto a la economía más importante de la Unión Europea, y el contribuyente más importante al fondo de rescate, Alemania sigue determinando la estrategia en el manejo de la crisis económica del continente. Otros, particularmente los que necesitan ayuda para pagar sus cuentas, no tienen más opción que acceder, crean o no que la austeridad dictada por Alemania ayude a sus rengueantes economías. Muchos líderes –por ejemplo, el primer ministro Mario Monti, de Italia- han dejado en claro que no creen en ese plan.
Un líder más sabio que Merkel construiría una Unión Europea más fuerte ayudando a sus vecinos a salir de sus deudas, no estrujándolos hasta lo imposible. Un líder más sabio también recordaría a los electores alemanes que la prosperidad de su propia economía exportadora necesita una demanda sostenida de los países vecinos.
El liderazgo alemán deficiente en esta crisis se ha cobrado un creciente precio económico y social en Grecia, Irlanda, Portugal, España, Italia, Bélgica y Francia. Mientras más insista Alemania en poner la austeridad fiscal por encima del crecimiento, más probable se vuelve que Alemania también sufra penurias económicas.
[Ilustración viene de Jaque al Liberalismo.]
1 de febrero de 2012
31 de enero de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s