Home

[¿Qué hace un profesor supremacista blanco en la Universidad Estatal de California?]

[Kristina Chew] Kevin McDonald es un profesor de psicología que enseña desarrollo infantil, pero sus publicaciones no giran sobre temas como el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o los efectos de los medios sociales en el desarrollo de los adolescentes. Profesor de tiempo completo en la Universidad Estatal de California en Long Beach (CSULB), McDonald tiene una larga lista de escritos antisemitas que lo han convertido en un favorito de los neonazis. Durante años, muchos se han preguntado, incluyendo al Southern Poverty Law Center (SPLC), ¿por qué está enseñando en una universidad pública, en una parte del país conocida por su diversidad racial y étnica?
Después de la re-elección del presidente Barack Obama, los residentes de más de veinte estados han firmado o presentado peticiones pidiendo permiso para separarse de la unión. McDonald ha escrito un artículo a favor de la secesión en The Occidental Observer, que Foreign Policy califica como un “prominente sitio de la identidad blanca”. He aquí una muestra:
“Los hombres blancos constituyen solo el 34 por ciento del electorado y este porcentaje continuará reduciéndose. No es accidental que las existencias de los fabricantes de armas se dispararan después de la elección, pese a que el mercado de valores en general cayó en picado. Lo que tenemos aquí es una situación en la que cerca del setenta por ciento de los hombres blancos tradicionales de Estados Unidos (corrigiendo la excesivamente incluyente categoría “blancos” usada por los medios) están ahora oficialmente sub-representados en un país del que se ven como la población fundadora. Es decir, hay un montón de hombres blancos enfadados…
“Puede pasar un tiempo antes de que este setenta por ciento despierte y descubra que son políticamente impotentes. Pero ocurrirá. Los movimientos separatistas en los numerosos estados que son profundamente republicanos son ciertamente una posibilidad… ¿Hay otra alternativa realista? ¿Aparte de la inútil violencia contra el Leviatán, tienen los blancos alguna otra alternativa?”
Con meticulosos detalles, los documentos del SPLC documentan la carrera de McDonald desde sus años de activista contra la Guerra de Vietnam y hippie hasta sus años como autor de escritos antisemitas sobre temas claramente prejuiciados tales como “por qué están los judíos determinados genéticamente hacia la destrucción de las sociedades occidentales”. Fue durante sus años en el movimiento pacifista en los años sesenta que McDonald dice que empezó “a tener sospechas sobre los motivos de sus compañeros de causa judíos”. Después de una frustrada carrera como pianista de jazz, terminó en la Universidad de Connecticut, donde obtuvo su licenciatura en biología en 1977 y luego su doctorado en ciencias de la conducta con un estudio sobre la conducta de los lobos y de la interacción loba-lobezno.
McDonald fue contratado como profesor asistente por la CSULB en 1985, publicó sobre la conducta de los lobos y la relación padres-hijos y se convirtió en profesor a tiempo completo en 1994. Para entonces, había empezado a escribir libros con títulos como ‘A People that Shall Dwell Alone: Judaism as a Group Evolutionary Strategy’. La mayor parte de sus escritos giran ahora sobre “los judíos y los males de las políticas de inmigración liberales que apoyan”. Aunque algunos de sus colegas en la universidad se han sentido profundamente agraviados por sus opiniones antisemitas, la administración de la CSULB ha “defendido categóricamente la libertad académica de McDonald de expresar sus puntos de vista, aunque agregó que estas ‘no representan necesariamente las de la universidad’”, dice el SPLC.
McDonald se ha distinguido dentro de su disciplina académica, la psicología evolucionista. Pero algunos reputados académicos, incluyendo a Steven Pinker, profesor de psicología en la Universidad de Harvard, han cuestionado el trabajo del docente de la CSULB diciendo que no cumple con “criterios básicos de credibilidad científica”.
Por un lado, no me sorprende que los funcionarios de la CSULB no tomen ninguna medida contra McDonald, escudándose en su “libertad académica”. McDonald es catedrático y la universidad probablemente no quiere ser acusada de restringir la libertad de expresión y teme ser demandada si actúa contra el profesor, para no mencionar la publicidad extremadamente negativa que le generaría.
Sin embargo, considerando en particular la altamente diversa población estudiantil de la CSULB –así como el hecho de que es una universidad pública financiada en parte con dinero de los contribuyentes-, los odiosos escritos de McDonald justifican que la universidad adopte una postura mucho más decisiva sobre él como miembro de la facultad. ¿No temen estudiantes, facultad, personal y otros en la CSULB que su libertad de expresión sea restringida por tener en su medio a un docente supremacista blanco con opiniones antisemitas?
17 de noviembre de 2012
15 de noviembre de 2012
©care2
cc traducción c. lísperguer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s