Home

[Estados Unidos] [Una historia de dos perros. El premio al Mejor del Espectáculo para uno, y al Mejor en una Película (‘El artista’) para el otro, ambos nos recuerdan que independientemente de su pedigrí, todos los perros pueden ser extraordinarios. Editorial de Los Angeles Times.]

Un pekinés con su cuerpo en forma de pera –aparentemente el popular físico Peke- y melena gris a la altura de un pony Shetland ganó el martes el codiciado título Mejor del Espectáculo en el Campeonato del Club de Criadores de Perros Westminster, el Oscar del mundo canino. Apenas un día antes, Uggie, el terrier Jack Russell que fue la rompedora estrella de la película ‘El artista’ [The Artist], se hizo con el premio a la mejor película con perros en la ceremonia de entrega de los Premios Collar de Oro y se rumorea que se presentará en la ceremonia de entrega del Oscar. Fue aclamado en la ceremonia de los Globos de Oro el mes pasado.
El galardonado pequinés es un perro de competición con un célebre pedigrí y decenas de premios en su carrera, que es Malachy. Uggie, por otro lado, es un díscolo cachorro que tuvo dos diferentes dueños y estuvo a punto de ingresar en un refugio cuando un entrenador animal de la industria cinematográfica lo adoptó, descubrió su potencial y lo lanzó a una carrera cinematográfica y en la industria de la publicidad.
Los animalistas han criticado a menudo a  los criadores de perros, especialmente a los que se oponen a las ordenanzas de esterilización y castración obligatorias. ¿Para qué criar más perros, preguntan los primeros, cuando muchos de ellos terminan en refugios municipales y cientos de miles son sacrificados cada año en este país? Pero algunos no se  atreven a adoptar perros de refugio porque no conocen sus historias.
Funcionarios de la Asociación Humanitaria Americana, que tiene una unidad de cine y televisión que certifica si los animales han sido tratados decentemente, calcula que el ochenta por ciento de los gatos y perros que aparecen en películas y en series de televisión son animales rescatados o adoptados en refugios. El legendario Rin Tin Tin –tema de una nueva biografía de la mano de Susan Orlean- fue rescatado durante la Primera Guerra Mundial, cuando era cachorro. Se hizo tan famoso como perro actor que, de acuerdo a Orlean, recibió la mayoría de los votos al Mejor Actor en 1929 (aunque los funcionarios de la Academia niegan la historia, diciendo que sus archivos no dicen nada sobe el episodio).
Toda esta fanfarria debería recordarnos que canes de todo tipo –incluyendo a los que languidecen en refugios- son capaces de convertirse en perros extraordinarios, sea paseando por una alfombra roja frente a fotógrafos o enroscados a nuestros pies. Aunque sus orígenes no podrían ser más diferentes, tanto Uggie como Malachy se retirarán después de esta temporada de premios.
26 de febrero de 2012
16 de febrero de 2012
©los angeles times

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s